Suscríbete

Think Tank, claves para auditar el gasto

Son organizaciones vigilantes del ejercicio del presupuesto; algunos grupos preparan propuestas para paquete de 2017

Cartera 22/08/2016 01:29 Leonor Flores Actualizada 08:14
Guardando favorito...

[email protected]

Los llamados Think Tank se están convirtiendo en una pieza clave o auditoría social en el proceso del Presupuesto de Egresos de la Federación que se incluye en el paquete económico que entrega cada año la Secretaría de Hacienda al Congreso.

Se trata de organizaciones de la sociedad civil sin fines de lucro ni agenda partidista, integradas por expertos en economía, políticas públicas, leyes, politólogos, en negocios, finanzas, internacionalistas y administradores interesados en incidir para que los ingresos fiscales se gasten mejor.

Son en su mayoría jóvenes y profesionistas de mediana edad con estudios de maestría y doctorado en el extranjero, egresados de escuelas tanto privadas como públicas como el ITAM, el Tecnológico de Monterrey, el CIDE y la UNAM.

Muchos de ellos, publican artículos o tienen una columna en periódicos, dan a conocer papers o documentos de investigación en revistas especializadas o en portales de internet, escriben blogs y le sacan mucho jugo a las redes sociales como el Twitter.

Hablan en programas de radio o de televisión y participan en foros y mesas de debate que organizan instituciones educativas, firmas financieras o en convenciones.

El término Think Tank es un anglicismo que literalmente significa “tanque de pensamiento” pero coloquialmente se les ven como cerebro o laboratorio de ideas que reúne a un grupo de expertos.

Colectivo peso. Hace un año, nueve de esas organizaciones se juntaron para crear el Colectivo por un Presupuesto Sostenible (Peso) y generaron una propuesta a propósito de la iniciativa que pretendía lanzar por primera vez la Secretaría de Hacienda con el Presupuesto Base Cero.

El coordinador del colectivo Peso, Alfredo Elizondo, dice en entrevista que ha pasado a un año de que los Think Tank fueron escuchados por primera vez por funcionarios, cuando fueron recibidos en las oficinas de la Secretaría de Hacienda.

“La recepción de nuestras propuestas fue buena, pero el reflejo en la realidad fue mínimo”, afirma.

Sin embargo para él, representó un avance de los Think Tank del Presupuesto, que si bien les hicieron poco caso, no se van a dar por vencidos.

Adelanta que a principios de septiembre van a presentar en la Cámara de Diputados, durante un foro, una iniciativa para crear una oficina de Presupuesto que resulte de la fusión del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas y el Instituto Belisario Domínguez del Senado, y otra para regular el proceso de participación pública del presupuesto.

Liliana Alvarado de Ethos, laboratorio de Políticas Públicas que forma parte del colectivo, dice que la intención de estas organizaciones o bien ONG’s interesadas en el presupuesto, no es decirle a la Secretaría de Hacienda cómo hacer su trabajo sino aportar ideas, incidir en la agenda.

El tema del presupuesto tiene tiempo que despertó interés de los Think Tank, asegura, pero antes las asociaciones no eran tan visibles. Menciona que Fundar fue de las primeras.

Ethos por su parte, va a presentar en la primera semana de septiembre una estrategia para el seguimiento y monitoreo del presupuesto asignado al Sistema Nacional Anticorrupción.

Auditoría social. Javier Garduño, investigador de Fundar, destaca que después de ellos se crearon otros grupos que se fijaron en el tema del presupuesto, lo que considera bueno porque hay más dando la batalla.

Refiere que Fundar inicialmente se metió a fondo en lo de la transparencia presupuestaria y rendición de cuentas, pero hay más áreas en las que se necesita de los Think Tank para hacer auditoría social al gasto público.

Comenta que hace días se reunieron con funcionarios de la Unidad de Evaluación del Desempeño de Hacienda para manifestar sus inquietudes del impacto de los recortes, porque se prevé que para 2017 se va a tener un presupuesto muy castigado.

¿Están de moda? Para el profesor del CIDE, Fausto Hernández, la sociedad civil, académicos y los Think Tank también “tenemos responsabilidades muy fuertes”.

En su opinión estos grupos deben trabajar para mejorar los índices de competitividad, de transparencia, de rendición de cuentas porque muchos de dichos indicadores no cumplen los requisitos estadísticos básicos.

Sin embargo, advierte: “tenemos hoy un problema de erupción de ONG’s y Think Tank que creen que la función es tener un impacto en la prensa y creo que eso también es irresponsabilidad”.

Guardando favorito...

Comentarios

 
Recomendamos