20 | FEB | 2019
José Antonio González Anaya, Director general de Petróleos Mexicanos (HENRY ROMERO. REUTERS)

Para 2017 vamos por socios para refinación: Pemex

08/12/2016
03:10
Noé Cruz Serrano
-A +A
Alianzas garantizan producción de petróleo más estable, afirma; ronda 1 mostró confianza en la empresa y país para inversiones

[email protected]

México se va a asociar con la cuarta empresa más importante que realiza actividades en aguas profundas del Golfo de México (BHP Billiton), señaló el director de Petróleos Mexicanos (Pemex), José Antonio González Anaya.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el funcionario de Pemex dijo que se trata de un hito porque “por primera vez en la historia no se va a tener un socio sino dos; uno, cuando éramos dueños del balón y otro cuando no éramos y vamos por más asociaciones para garantizarle al país una producción de petróleo crudo estable”.

Las expectativas de la empresa productiva de Estado son que el desarrollo del campo Trión aporten un pico de producción, que se va a integrar a la plataforma de Pemex, de 117 mil barriles por día en cinco o seis años más.

Adelantó que las asociaciones se van a extender al resto de la cadena productiva y que en 2017 preparan una “gran asociación” en refinación.

Le estamos dando la vuelta al mundo, hoy tenemos dos socios —la empresa australiana BHP Billinton y el consorcio conformado con la estadounidense Chevron y la japonesa Inpex— y vamos a buscar otras alianzas “de diferentes maneras para tratar de maximizar el valor de nuestros activos y nuestra producción”.

Al comentar los resultados de la cuarta convocatoria de la Ronda 1 en aguas profundas, el director de Pemex señaló que “es una muestra de confianza hacia Pemex como socio y hacia el país como destino de inversión”.

Comentó que BHP Billiton también hizo historia al convertirse en el primer socio de exploración y explotación en la historia de Pemex, para el proyecto del campo Trión.

Dijo que las dos asociaciones son un éxito, pero queda mucho trabajo por hacer, “nos falta mucho”.

Al ser cuestionado sobre las expectativas de Pemex sobre los volúmenes de producción que se pueden alcanzar con el desarrollo de Trión y el Área 3 en Cinturón Plegado de Perdido, González Anaya precisó que estas dos inversiones en particular son en aguas profundas y van a permitir que la producción entre en 2023, pero la inversión comienza el próximo año.

Lo importante es que el proyecto Trión se había frenado por el recorte de 100 mil millones de pesos anunciado en marzo, pero hoy con la asociación el proyecto arranca y puede salir.

El siguiente paso, añadió, es otro par de farmouts (Ayin y Batsil) en la Ronda 2.1 y 2.2 en aguas someras y en los campos terrestres.

De hecho, el Consejo de Administración de la petrolera aprobó en octubre enviar a la Secretaría de Energía la solicitud de migración con socio para la exploración y extracción de estos
dos campos.

Esta sería la segunda asociación que se le permita a la petrolera, luego de que en julio se le autorizara el desarrollo del campo Trión, en aguas profundas del golfo de México.

Los campos que se van a licitar y que están integrados al Plan de Negocios de Pemex 2017-2023, se encuentran en un tirante de agua de    160 metros y cuentan con reservas totales 3P de 281 millones de barriles de petróleo crudo equivalente (46 millones corresponden a reservas probadas, 77 millones a probables y 150 millones a posibles).

Estos activos, detalló el director de Petróleos Mexicanos, tienen una maduración más corta.

Incluso el campo terrestre está produciendo y entonces es cuestión de que se aumente un poco la producción y en aguas someras nos tardaremos, quizá en algún momento del día, en 2018.

Así es como tenemos que ir construyendo y diversificando nuestro portafolio para buscar una plataforma estable y sostenible o en nivel adecuado, aseguró el director de Pemex.

 

El primer farmout, el más difícil

Luego de que la australiana BHP Billiton logró ser la primera empresa privada en asociarse con Petróleos Mexicanos (Pemex) y de ese modo convertirse en el primer farmout, el camino es ir por otro más, aseguró el director general de la empresa petrolera.

“Estamos trabajando a marchas forzadas. Lanzar este primer farmout (Trión) fue un proceso que nos costó mucho trabajo”, dijo.

El funcionario afirmó que nunca prometió que se iba asignar la primera asociación este año y que se iba a arrancar el proceso del primer farmout este año, “y que los hayamos terminado no sabes el esfuerzo que fue. El primero es el más difícil”.

“Ahora vamos a hacer otro, en otro tipo, diferente, que nos permitan tener una plataforma de producción estable para los próximos años”.

Sobre la licitación del bloque o Área 3 en aguas profundas que Pemex ganó en sociedad con Chevron e Inpex, la coordinadora de asesores de la dirección de Pemex, Regina García Cuellar detalló que “habremos que ver que se encuentra en ese bloque (con el apoyo de Chevron e Inpex), pero lo cierto es que aguas profundas es muy importante para Pemex”.

Pemex acaba de sacar el Plan de Negocios en octubre, añadió, y la estrategia para estabilizar la producción y si bien no se contempla llegar a producir los 3.5 millones de barriles que se llegaron a extraer en su momento, “pero si tenemos claro que podemos estabilizar la producción mediante diversos mecanismos, uno de ellos justamente son los farmouts y no todos son en aguas profundas”.

“Hay muchos farmotus que son terrestres, que están produciendo hoy, y los que tenemos formalizados con socios van a producir más, entonces parte de la estabilización que se busca es aprovechar los campos que producen y aquellos que necesitan inversión y tecnología de punta mediante asociaciones y migraciones que permitan condiciones fiscales más flexibles y otros contratos que próximamente sacará Pemex en donde vamos a tratar de beneficiar la producción a través de mejores tecnologías y medios de inversión”, manifestó.

De esta forma, indicó, lo que tenemos proyectado es una plataforma por arriba de los 2 millones de barriles para los próximos años.

En refinación la estrategia se concentra en tres cosas:

Enfocarnos en la parte más importante de la operación, que son los servicios centrales al proceso de refinación y algunos otros servicios que son auxiliares, hacerlo a través de asociaciones. Por ejemplo, el suministro de vapor, el tratamiento de agua, el suministro de hidrógeno.

En muchas otras partes del mundo, esa clase de servicios que son importante para no parar la producción, se hacen a través de terceros.

Otra parte, va a ser asegurar que el área de refinación tenga el presupuesto necesario para operar de manera continua para no estar parando las refinerías y por último se contempla asociaciones para la modernización de tres de estos complejos.

De hecho, adelantó que en 2017 habrá “una muy buena noticia en esta materia, porque se está trabajando mucho en refinación”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios