25 | MAR | 2019
KPMG es la principal firma de auditorías en Europa; sin embargo, PricewaterhouseCoopers se coloca en España como el primer auditor del Ibex, tras hacerse con seis cuentas nuevas (ARCHIVO EL UNIVERSAL)

Ganará KPMG 118 mde por auditorías en Europa

30/12/2016
01:47
Araceli Muñoz
-A +A
Obtiene tenders como el de BBVA e Iberdrola, valuados en 12 y 30 mde; con la nueva reforma, 28% de las empresas han cambiado de consultor

[email protected]

La firma de servicios profesionales KPMG gana peso en el sector de la auditoría de cuentas en Europa. Con la entrada en vigor de la reforma de la normativa que regula el negocio, 28% de las grandes cotizadas del viejo continente ha cambiado de auditor, aunque no ha afectado a todas las compañías de servicios profesionales por igual.

KPMG se ha convertido en la firma de auditoría preferida por las principales cotizadas europeas tras ganar 20 contratos que estaban en manos de sus competidores. La diferencia entre lo que ingresaba por los servicios perdidos y lo que ingresará por los ganados, le arroja un saldo positivo de 118 millones de euros. Sin ir más lejos, en España ha ganado importantes tenders como el de BBVA o Iberdrola, valorados en más de 12 y cerca de 30 millones de euros, respectivamente.

Frente a esto, en el caso de PricewaterhouseCoopers (PwC) ocurre lo contrario. Pese a ser la segunda de las cuatro grandes firmas de auditoría que más contratos ha ganado con la rotación (18 en total), sus nuevos clientes no le generarán los mismos ingresos que tenía hace años y dejará de facturar 92 millones de euros.

No obstante, en España se coloca como el primer auditor del Ibex, tras hacerse con seis cuentas nuevas. A la espera de que se resuelvan los concursos pendientes (Acciona, Técnicas Reunidas y Mediaset), PwC verificará las cuentas de 10 compañías que cotizan en el principal selectivo español.

EY (la antigua Ernst & Young) es la siguiente firma de servicios profesionales que más contratos ha ganado con la rotación. Se ha hecho con 16 nuevas compañías y sus cuentas quedan más o menos equilibradas: ganarán unos 140 millones de euros con las nuevas adjudicaciones, pero dejarán de ingresar 152 millones por las auditorías perdidas. En España, EY se ha hecho con las cuentas de Gas Natural, además del de Enagás y el de Amadeus. Estas tres auditorías están valoradas en más de 2 millones de euros.

Deloitte se ha adjudicado 16 nuevos contratos en el Viejo Continente. No obstante, los nuevos cambios le van a hacer dejar de ingresar 17 millones de euros en Europa.

En España ha sido la que más contratos ha perdido en el Ibex, puesto que era hasta la fecha la que más cuentas verificaba (16 en total). Por el momento, en nuestro país se han hecho con la auditoría de cuentas de Indra. Frente a esto, en el índice FTSE de Reino Unido es la que más contratos ha ganado junto con PwC (empatan a nueve).

Los diferentes periodos. Con todo, la reforma de la Ley de Auditoría no ha llegado a todos los países de Europa por igual, puesto que Bruselas daba cierta libertad a la hora de aplicar el artículo de la rotación.

Según el reglamento, las denominadas Entidades de Interés Público (EIP) podrán permanecer 10 años con el mismo auditor de cuentas, más otros 10 adicionales si convocan concurso. El periodo de contratación se podría alargar hasta 24 años en total en el caso de, superados los 10 años, fichar a un segundo verificador de cuentas (coauditoría). Por ejemplo, en España las compañías cotizadas podrán contratar durante un periodo de 10 años al mismo auditor de cuentas, pudiendo ser prorrogado durante cuatro años más en el caso de aplicar la coauditoría. Sin embargo, llama la atención que España ha sido uno de los países que más rápido se ha acogido a la rotación (46% del Ibex ha elegido un nuevo auditor de cuentas sin contar con los contratos que están en juego ahora), pese a tener bastante tiempo para adaptarse.

Así, las compañías que llevan más de 20 años con su auditor tienen hasta 2020 para cambiar; las que llevaban de 11 a 20 años tenían hasta 2023; mientras que las que llevaban menos de 10 años debían cambiar desde este ejercicio. Por ejemplo, el caso del Banco Santander fue muy llamativo y casi el que dio el pistoletazo de salida a los cambios: PwC empezará a auditar sus cuentas este ejercicio después de más de 25 años con Deloitte. Esto ha jugado en contra de EY, que era la firma de servicios profesionales que tenía la cartera más joven.

En el resto de países, Reino Unido da un máximo de 10 años con el mismo auditor, aunque puede ampliarse en el caso de lanzar un concurso. En Alemania se aplica el mismo principio, aunque no pueden ampliar el contrato si la cotizada es un banco o una aseguradora. En Italia son los más restrictivos con la rotación: no hay posibilidad de ampliar el contrato que durará nueve años como máximo.

Respecto a la coauditoría, no todos los países se han acogido a esta parte de la reforma. Por ejemplo, ni Reino Unido, ni Alemania, ni Italia, ni Países Bajos se ha incluido esta parte de la normativa. En España, el gobierno sí fue incorporado, pero muchas fuentes del sector apuntan a que el periodo de tiempo es insuficiente para que se vea su efectividad. Frente a esto, es llamativo el caso de Francia, donde esta medida lleva aplicándose desde hace años. No obstante, hay firmas extranjeras, especialmente de Estados Unidos, que se verán afectadas por la rotación por tener filiales en países europeos.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios