“Gobiernos le fallaron a perdedores del TLCAN”

Un informe del Parlamento Europeo sostiene que más de 2 millones de empleos se perdieron en la agricultura de 1995 a 2007 por el TLCAN (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
02/12/2016
02:04
Inder Bugarin / Corresponsal
-A +A

[email protected]

Bruselas.— Los impactos negativos provocados en México y Estados Unidos por elTratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) tienen su origen en la falta de medidas adecuadas para mitigar los efectos negativos previstos en la agricultura, la manufactura, los derechos laborales y los sectores más vulnerables de la sociedad, sostiene un informe del Parlamento Europeo. “No existió el mecanismo apropiado para asegurar que los perdedores fueran compensados por los ganadores, como muchos de los manuales de comercio tradicional sugieren que debe ocurrir”, sostiene.

De acuerdo con el estudio, el TLCAN y otros acuerdos comerciales similares conllevan el riesgo de exacerbar las desigualdades en los países. En el caso concreto del TLCAN, “los derechos de los agricultores pequeños y de bajos ingresos en México y de los trabajadores no calificados y de poca educación en la manufactura y los servicios en Estados Unidos se vieron socavados”.

Tampoco la apertura comercial creó los empleos previstos. “Está claro que los beneficios totales en materia de empleo para México y Estados Unidos fueron menores a los previstos”, indica.

“Algunos de los trabajadores en desventaja y menos calificados de Estados Unidos, así como los pequeños productores agrícolas de México, no fueron capaces de recuperarse de las pérdidas causadas por el TLCAN o integrarse en los sectores de la economía en expansión”. Elaborado por la Dirección General de Políticas Internas de la Eurocámara, el informe titulado “Igualdad de género en los acuerdos comerciales”, analiza los impactos de las políticas comerciales en diferentes grupos de hombres y mujeres.

El estudio dedica un apartado al tratado. El análisis presenta al TLCAN como un caso en el que se cometieron errores que la UE debe evitar en la formulación de futuros acuerdos.

Sostiene que México se equivocó en acortar el periodo de eliminación de cuotas arancelarias a los productos agrícolas de 15 años a 30 meses. “Más de 2 millones de empleos se perdieron en la agricultura de 1995 a 2007. Los pequeños productores de maíz y trigo fueron los más afectados. Sólo unos pocos agricultores mexicanos fueron capaces de aumentar sus exportaciones de frutas y hortalizas”.

Los consumidores tampoco se beneficiaron. El costo de la tortilla, el pan, los cereales y las frutas y verduras aumentaron se elevó, mientras que el de la carne y la comida chatarra disminuyó. En el terreno industrial, el informe sostiene que a pesar de las previsiones optimistas, la inversión extranjera directa no logró promover un desarrollo industrial sostenible. Las maquilas permanecieron desconectadas de la economía mexicana al importar sus insumos productivos y utilizar sólo mano de obra barata.

El documento resalta que el tratado fue el primero en introducir en las relaciones comerciales una cláusula de protección de los derechos laborales. “Desafortunadamente, varios estudios identifican que sus mecanismos de aplicación parecen ser débiles”, indica el reporte.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS