06 | DIC | 2019
ARCHIVO EL UNIVERSAL

La forzada evolución de las grandes armadoras

02/06/2016
01:52
Miguel León Garza
-A +A
El movimiento que más atrajo la atención fue el memorándum de entendimiento entre Toyota y Uber para la colaboración en nuevos servicios de movilidad

A principios de mayo se hizo pública la inversión de Apple por mil millones de dólares en la compañía china Didi Chuxing, la cual ofrece a sus clientes una red de transporte privado a través de su software de aplicación móvil (competidor de Uber). Esto forma parte de una ronda de levantamiento de capital que de acuerdo a reportes alcanzó los dos mil millones de dólares. ¿Qué significa esta inversión para este gigante tecnológico?

La compañía Didi Chuxing está valuada en aproximadamente 25 mil millones de dólares. Según datos de la empresa, a través de su plataforma se realizan alrededor de 11 millones de viajes por día y se trabaja con 14 millones de conductores en más de 400 ciudades de China.

Después de los rumores de que Apple está trabajando en la creación de un auto eléctrico, la contratación de personal relacionado con automóviles y su reciente inversión en la compañía Didi Chuxing, todo pareciera apuntar que la empresa establecida en Silicon Valley está más cerca de incursionar en el sector automotriz de lo que nos imaginábamos.

Al igual que los probables nuevos competidores del sector, los fabricantes tradicionales de equipo original empiezan a mover sus fichas y ponen sobre la mesa sus apuestas sobre el futuro del transporte personal.

Como ejemplo, General Motors anunció en enero pasado una inversión de 500 millones de dólares en la empresa Lyft, competidora directa de Uber. De igual manera, Volkswagen reveló recientemente su inversión en Gett, empresa israelí valorada en 300 millones de dólares. Gett tiene un registro de aproximadamente 100 mil autos en el mundo, con más de 11 mil en Londres y ofrece servicios logísticos de mensajería.

Sin embargo el movimiento que más atrajo la atención a tan solo a unas horas después del anuncio de Volkswagen, fue el memorándum de entendimiento entre Toyota y Uber para la colaboración en nuevos servicios de movilidad, donde Toyota hará una inversión no revelada.

De acuerdo con la última ronda de levantamiento de fondos de Uber realizada el pasado diciembre, este se valuó en 62.5 mil millones de dólares, teniendo hasta el día de hoy más de 10 mil millones de dólares de inversión provenientes de firmas como Google Ventures, Letter One y Fidelity Investments.

La colaboración entre Toyota y Uber comprenderá la investigación conjunta, el desarrollo de aplicaciones de soporte para conductores y un programa especial de arrendamiento flexible de autos que permitirá a conductores de Uber adquirir un auto Toyota y Lexus pagando cierto porcentaje de sus ganancias.

Tal parece que el concepto de movilidad se está volviendo muy importante dentro del sector automotriz, en donde la prioridad de los clientes, sobre todo de las nuevas generaciones, ya no es la pertenencia de un automóvil, un activo que pasa inactivo el 90% de su vida útil. Ahora se busca eficacia y eficiencia en el transporte personal, una tendencia creciente en un sector que estuvo más 100 años prácticamente sin cambios disruptivos.

Profesor decano del área de Dirección de Operaciones de IPADE Business School

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios