México, segundo en AL con mayor repunte en deuda

Creció en 15 puntos del PIB en la última década; crisis de 2008 disparó pasivos, afirman analistas

Cartera 19/04/2016 01:30 Tláloc Puga Actualizada 08:07

[email protected]

México fue el segundo país en América Latina que más adquirió deuda pública en la última década, sólo superado por El Salvador, una economía 45 veces más pequeña.

De acuerdo con información del Fondo Monetario Internacional (FMI), la deuda bruta de México como proporción de su economía se incrementó 15 puntos porcentuales en 10 años, al pasar de 39% en 2005, a 54% en 2015.

El aumento equivalió a 280 mil millones de dólares más en deuda pública en el periodo en cuestión.

El FMI prevé que las obligaciones alcancen un pico histórico de 54.9% del Producto Interno Bruto (PIB) este año, se mantengan en dicho nivel durante 2017 y bajen a 54.5% en 2018.

La institución proyecta que los pasivos continúen decreciendo para ubicarse en 52.1% en 2021.

El Salvador elevó su deuda en 20 puntos de su PIB, al subir de 39% a 59%, un alza de 9 mil millones de dólares en 10 años. El aumento en cifras absolutas fue menor al de México debido al tamaño de su economía.

Cambio en tendencia. En opinión de Héctor Villarreal, director del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), los 15 puntos porcentuales que se incrementó la deuda bruta fueron muy significativos.

Atribuyó a la crisis económica mundial de 2008-2009 el cambio de tendencia en el endeudamiento, pues antes del suceso las obligaciones se mantenían contenidas.

“A partir de la crisis nos hemos vuelto muy dependientes de la deuda”, expresó Villarreal.

Enfatizó que a partir de 2009, los Requerimientos Financieros del Sector Público han fluctuado entre tres y cuatro puntos del PIB en cada ejercicio fiscal, además hubo dos años con ajustes contables importantes y la depreciación cambiaria incrementó la deuda contratada en dólares.

El director del CIEP opinó que las menores tasas de interés a escala internacional fueron un criterio para contratar más deuda pública.

El precio del dinero en Estados Unidos, según la tasa referencial, fluctuó entre 0% y 0.25% durante siete años (diciembre de 2008 a diciembre de 2015), el más barato en la historia.

“Las menores tasas motivaron al gobierno mexicano a contratar más deuda y éste supo aprovechar”, consideró Héctor Villarreal.

Sin embargo, aseguró que el motivo primordial de la contratación de más deuda en los últimos años radica en los presupuestos descuadrados, por lo que es necesario buscar nuevas fuentes de ingresos.

Opinó que la deuda puede estabilizarse a partir del siguiente año si se observa una apreciación importante del peso mexicano y pocos requerimientos financieros, pero reconoció la creciente presión en el gasto público y las consecuencias de los ajustes contables derivados de Pemex.

Ven díficil que baje deuda. Es difícil que comiencen a registrarse disminuciones importantes en la deuda a medio y largo plazos, expresó Villarreal, quien sugirió replantear el gasto público y conseguir más fuentes de ingresos tributarios.

Para Luis Adrián Muñiz, subdirector de análisis de Vector, la deuda pública había tenido un comportamiento relativamente positivo antes de la crisis económica de 2008-2009.

Coincidió en que debido a la crisis mundial se empezó a incurrir en más deuda y desde el evento no se ha logrado contener, lo que es necesario para conseguir sistemáticamente una tendencia decreciente hacia futuro.

“A partir de la crisis, los esfuerzos del gobierno para disminuir la deuda han sido insuficientes”, consideró.

El experto enfatizó que el problema de la deuda de México no radica en su nivel actual, sino en su tendencia creciente desde 2008, que de no corregirse se puede llegar a niveles superiores a 60 puntos del PIB.

Muñiz concordó en que las tasas internacionales en mínimos históricos fueron un factor que ayudó a que la deuda pública subiera, pese a que no debieron influir en la contratación de más obligaciones, sino en la decisión sobre financiarse por medio de deuda externa o interna.

“El gobierno aprovechó las tasas de interés bajas, pues obtuvo un financiamiento más barato, pero el problema es que la deuda sigue con una trayectoria creciente”, concluyó.

Temas Relacionados
México AL deuda

Comentarios