17 | NOV | 2019

Los indicadores cíclicos reflejan economía débil

04/03/2016
01:38
Rubén Migueles
-A +A
Analistas descartan recesión, pero ven que el PIB está debajo de su potencial

[email protected]

La economía mexicana dio señales de un mayor debilitamiento a finales de 2015 y principios del presente año, de acuerdo con los resultados más recientes del sistema de indicadores cíclicos que elabora el Inegi y cuya tendencia continúa siendo a la baja.

Dicho sistema cíclico está conformado por dos indicadores compuestos denominados: coincidente y adelantado. El primero refleja el estado general de la economía; mientras que el segundo busca señalar anticipadamente la trayectoria del coincidente, particularmente en los puntos de cambio.

Al cierre del año pasado el indicador coincidente, que refleja el estado general de la economía, reportó por quinto mes consecutivo un retroceso, en esta ocasión de 0.06 puntos respecto al mes anterior, para registrar un valor de 99.8 puntos, ampliando la brecha negativa con respecto a su tendencia de largo plazo —los 100 puntos—.

Lo anterior significa que la economía no sólo no logra consolidar una tendencia a la recuperación, cuando menos desde septiembre pasado, sino que se mantiene virtualmente estancada con un comportamiento lateral.

El indicador adelantado, que busca señalar anticipadamente la trayectoria del coincidente, se posicionó en enero de 2016 por debajo de su tendencia de largo plazo por séptimo mes consecutivo, al observar un valor de 99.4 puntos y una disminución de 0.16 puntos con respecto a diciembre del año pasado, con lo que mantiene una trayectoria negativa desde octubre de 2014. Lo que significa que las perspectivas de la economía se mantienen a la baja.

“Lo que se puede concluir es que al menos la economía se mantiene ligeramente por debajo de la tendencia de largo plazo y con un dinamismo cada vez más decreciente por ambos lados, tanto por la parte del indicador coincidente como del adelantado”, comentó James Salazar, analista económico de CI Banco, quien dijo que la economía mexicana no está en recesión porque se mantiene en crecimiento, aunque por debajo de su potencial.

“Aquí lo preocupante o el foco amarillo es que no sólo se mantiene por debajo de su tendencia de largo plazo sino que el crecimiento cada vez está mostrando una pérdida de dinamismo”, detalló el especialista.

“El panorama no es muy distinto al que vivió la economía mexicana el año pasado e incluso es muy similar a lo que están registrando la mayoría de los países emergentes. Estamos muy lejos de los niveles que tuvimos en los periodos de crisis, lo único es la persistencia de una creciente pérdida de dinamismo”, abundó Salazar.

Con la nueva información, el indicador coincidente presentó un comportamiento similar al difundido el mes precedente, mientras que el adelantado registró una disminución mayor a la publicada el mes anterior.

La contracción del indicador coincidente en diciembre pasado fue resultado de la disminución en cinco de los seis componentes cíclicos que lo integran. En tanto que la baja del indicador adelantado se debió a la reducción en dos de sus seis elementos.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios