Auge automotriz impulsa producción de llantas: CNIH

Crecimiento en el mercado favorecerá recursos y fabricación de neumáticos

Tom Grávalos reconoció que México es un buen lugar para la fabricación de neumáticos, dada su posibilidad para exportar en el continente (IVAN STEPHENS. EL UNIVERSAL)
Cartera 02/09/2015 01:45 Sara Cantera Actualizada 01:46

[email protected]

El mercado de llantas en México pasará de 35 millones de neumáticos producidos cada año a 45 millones en los próximos cinco, gracias al crecimiento de la producción automotriz y a un mayor número de autos en circulación, mencionó Tom Grávalos, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Hulera (CNIH).

El crecimiento detonará inversiones para incrementar la capacidad de producción de algunos fabricantes como Pirelli y Bridgestone, además de instalar nuevas plantas de neumáticos como las de Goodyear y Michelin.

Las inversiones de los fabricantes de llantas generarán aproximadamente 3 mil empleos directos en los próximos dos años, indicó la CNIH.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Grávalos comentó que México es un buen lugar para fabricar neumáticos por su ubicación geográfica, que le permite exportar hacia el Norte o Sur del continente. Pero aún hace falta contar con la cantidad suficiente de materia prima para su fabricación y técnicos especializados para trabajar en planta.

“En México todavía no existen todos los materiales requeridos para producir llantas. El acero para las bandas no existe en México, las telas que se usan para los costados tampoco existen y cosas químicas”, explicó.

De los tres materiales que constituyen casi 80% del contenido de una llanta —hule natural, hule sintético y negro de humo—, sólo el último se fabrica en México.

En cuanto al personal, Grávalos resaltó que hay muchos operadores e ingenieros, pero pocos técnicos que sepan operar y reparar la maquinaria.

Sobre el impacto que el tipo de cambio ha tenido en los costos de manufactura de los neumáticos, explicó que los químicos son los que han subido más de precio, mientras que otros insumos han reducido.

“El costo de la energía ha bajado, el costo de la mano de obra ha subido y después el material lleva un año pleno, a lo mejor han bajado, dependiendo de lo que fabriques. El hule natural ha bajado, el negro de humo está a nivel bastante fijo y las cosas químicas si han tenido un golpe bastante fuerte”.

Hasta el momento, los fabricantes de llantas y productos de hule no han elevado los precios de sus productos por los costos de las materias primas, pero calculan que en 2016 tendrán que ajustar sus precios, aunque el presidente de la CNIH aseguró que será por abajo de la inflación de 3.8%.

“Con unos tipos de cambio tan difíciles, ya vendrán algunos ajustes porque no hay forma de escaparse, lo vamos a ver no sólo en cosas hechas de hule sino en todo lo que compramos”, indicó Grávalos.

Pero a pesar de estas condiciones, la CNIH considera a México como uno de los 20 mercados más importantes a nivel mundial por el volumen de ventas y fabricación de llantas. Los fabricantes integrados en la cámara emplean a más de 10 mil personas en el país.

Uso de llantas. Tom Grávalos destacó que a los fabricantes les preocupa la cantidad de llantas usadas que se han importado al país, las cuales no están en condiciones óptimas para colocarse en un vehículo.

“Desde mi punto de vista, a todas hay que tenerles cuidado porque alguien ya pensó que era momento de retirarlas de su vehículo”, indicó.

En Estados Unidos, Canadá y Europa existe una norma que obliga a los fabricantes a cambiar sus llantas cada cierto periodo de tiempo, pero en México no existe tal obligación.

Por lo que es frecuente ver en circulación autos con llantas sin dibujo o lisas. La CNIH recomendó usar llantas renovadas, pues estas cuestan menos de 150 dólares y se renuevan hasta cuatro o cinco veces.

Comentarios