Emprendedurismo: ¿oportunidad real de desarrollo económico?

Dinamismo, acción, logro y capacidad de análisis son sólo algunas de las competencias que los propios jóvenes reconocen en sí mismos

Cartera 04/03/2016 01:52 Mercedes Poiré Romero Actualizada 01:52
Guardando favorito...

No cabe duda que las pequeñas y medianas empresas juegan un papel fundamental en el desarrollo y crecimiento de nuestro país. Cerca de tres cuartas partes de los empleos que se generan, son creados por micro, pequeñas y medianas empresas. De acuerdo con datos proporcionados por el Inegi, en México hay más de 4.1 millones de microempresas que aportan 41.8% del empleo total.

Las pequeñas suman cerca de 175 mil y representan 15.3% de empleabilidad; y las medianas llegan a 35 mil y generan 15.9% del empleo, concentrándose en actividades comerciales, de servicios e industria artesanal y un sinnúmero de trabajos independientes.

En este contexto, saber qué piensan los jóvenes universitarios sobre la posibilidad de emprender un negocio o proyecto resulta fundamental desde la óptica de quienes tenemos la responsabilidad de formarlos para la vida y garantizar que puedan insertarse de manera eficiente en el mercado laboral.

Por ello, el Centro de Opinión Pública de la Universidad del Valle de México, realizó un estudio con 2,131 alumnos de preparatoria, licenciatura tradicional y licenciatura ejecutiva de 20 campus de la República Mexicana. Dinamismo, acción, logro y capacidad de análisis son sólo algunas de las competencias que los propios jóvenes reconocen en sí mismos, todas ellas indispensables para llevar a buen término proyectos e ideas que puedan convertirse en fuentes de empleo e ingresos exitosos en el mediano y largo plazo.

Los jóvenes sienten que se caracterizan más por sus acciones (45%), que por sus ideas o emociones (27% y 28% respectivamente); sin embargo, encontramos una muy interesante mezcla en los roles que suelen tomar al trabajar en equipo, pues 31% se reconocen como líderes u organizadores mientras que el resto se reparte los roles creativo, de planeación, ejecución y comunicación del proyecto y reconocen, además, que el rol que normalmente desempeñan les gusta mucho (86%).

75% de estos jóvenes estudiantes reconoce que el futuro del país es el emprendedurismo y 84% se orienta mucho más a ser dueño de su propio tiempo que a trabajar para alguien más.

El reto para las diferentes instancias que participamos en apoyar a los jóvenes para que sus ideas y proyectos se materialicen se presenta enorme: financiamiento, trámites, requisitos, aspectos legales y fiscales son los principales obstáculos que perciben para convertir su sueño en realidad. Los proyectos de desarrollo emprendedor con que muchas universidades contamos juegan entonces un papel fundamental en el apoyo al emprendedor que quiere iniciar un negocio o empresa.

De acuerdo con datos de las incubadoras de la Universidad del Valle de México, cerca de 80% de las ideas que se incuban con esta metodología se concretan en el establecimiento de un negocio y, de éstos, 80% permanecen después de dos años de conformados.

La actitud y competencias juegan un papel fundamental, pero no lo son todo. El acompañamiento, asesoría y una administración adecuada son fundamentales para el éxito de estas empresas ya que, 43% de las Pymes fracasan por mala administración y 75% desaparecen en sus primeros cinco años de vida —según datos de Consejo Coordinador Empresarial—, lo que implica que no sólo es importante conseguir recursos sino administrarlo adecuadamente cuidando estos negocios que representan más de la mitad del Producto Interno Bruto de México.

Directora del Centro de Opinión Pública de la Universidad del Valle de México

Temas Relacionados
análisis
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios