Suscríbete

Diversión y adrenalina para suspirar

Un pequeño que en su conducción y diseño hace honor a las siglas GTI

Autopistas 19/08/2016 18:17 Christian Pérez Vega Actualizada 03:08
Guardando favorito...

Si hay algo que más emociona en este “trabajo” del periodismo automotriz —y estoy seguro que muchos colegas estarán de acuerdo— es escribir sobre autos que nos encantan; esos que hacen salir de la cama e ir a la cochera como chamaco en 6 de enero, y por lo mismo, buscamos las palabras que embonen en cada oración para transmitir exactamente la emoción, historia y sensaciones que provocan estos vehículos.

Uno de esos casos es el Polo GTI, ese que es parte del linaje que nació con el Golf con motor 1.6 litros de 110 hp por allá de 1976.

 Este benjamín se unió a la familia Gran Turismo Inyección en la década de los noventas pero ya mostraba un espíritu rebelde a principios de los 80, cuando se desarrolló el prototipo Sprint Studie, mismo que suponía una versión superdeportiva del Polo y se caracterizaba por  un motor de 150 hp montado en la parte trasera. 

También las variantes GT y G40, que rodaron entre 1982 y 1994, representaban la faceta hiperactiva del modelo con sus 1.3 litros de 75 hp y 115  respectivamente. Después,  fueron remplazados por el GTI cuando montó el  1.6 litros de 120 hp.   Desde entonces, este pequeño ha evolucionado para ser una de las referencias deportivas de la gama y la marca Volkswagen.

 En lo  referente a México, llegó en 2013 durante la fecha del WRC de Guanajuato, montando un motor 1.4 litros de 180 hp.

 Hoy, el  modelo 2017 con motor 1.8 litros TSI de 190 hp es el Polo más poderoso y rápido de la historia (llega de 0 a 100 km/h en  6.7 segundos) pero no del modelo, pues basta con recordar al R WRC Street de 2013, que con  su 2.0 TSI desarrollaba  220 hp y lograba el  0 a 100 km/h en 6.4 segundos. Éste   hace referencia al vehículo que compite en el Campeonato Mundial de Ralliess (WRC) pero desafortunadamente su venta se  limitó  a solo a 2 mil 500 unidades.

Diversión de alto nivel. El Polo GTI 2017 es uno de los juguetes más deseados en el campo de los Hot hatchs por  su comportamiento,  desempeño y diseño exterior  que regalan diversión y adrenalina al límite, gracias a su motor que  entrega todo el torque desde las mil 250 revoluciones para lograr un empuje  inmediato  y poderoso.

 Además, la caja DSG   le permite  cambios rápidos y suaves pero sobre todo, tiene la opción manual y sport que  transforman su desempeño  en  un auténtico Speedy González.

En cuanto a las suspensiones; la delantera McPherson  y la trasera independiente con brazo longitudinal, transmiten control y agarre total, y sí a eso  le sumamos la dirección electromécanica, que deja sentir todo lo que pasa en el asfalto, tenemos una experiencia de manejo altamente divertida y confiable.

Por el  tema del interior, encontramos  asientos deportivos con vestiduras  en tela que recuerdan a los primeros Golf GTI;  quemacocos eléctrico; volante y  palanca de velocidades forrados en piel;   acabados en cromo  y un sistema de audio con conectividad vía bluetooth. Mientras que por fuera cuenta con  alerón trasero, calaveras obscurecidas, difusor de aire, escape de doble salida cromada, espejos laterales al color de la carrocería y una parrilla tipo panal, entre otros. 

En general lo  que enamora  de este Polo GTI 2017  es el desempeño y diseño exterior, mismos que desvían  la atención de la  calidad de materiales  y nivel de equipamiento, pues aunque son buenos, no alcanzan a  llenar  el ojo  a los conductores más  exigentes y  se espera que estén a la altura de las siglas y sobre todo,  justifiquen el precio que tiene.

FICHA TÉCNICA:

MOTOR: 1,8 litros / 4 cilindros

POTENCIA: 180 hp a 6200 rpm

TRANSMISIÓN:  DSG de 7 velocidades

SEGURIDAD:  bolsas de aire frontales y laterales

PRECIO: 335 mil pesos

Guardando favorito...

Comentarios

 
Recomendamos