Se encuentra usted aquí

De TLCAN a USMCA: ¿Un cambio de nombre caprichoso?

10/10/2018
01:43
-A +A

Después de una negociación de un año, el 1 de octubre de 2018, Estados Unidos, México y Canadá lograron alcanzar un nuevo acuerdo trilateral que reemplaza al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). El nuevo acuerdo trilateral, o más bien una versión modernizada del TLCAN, ahora se conocerá como el “Acuerdo EU-México-Canadá” (USMCA). Este acuerdo ha sido bienvenido como un ganar-ganar-ganar por los líderes de cada país. Sin embargo, los norteamericanos no están muy contentos con el nuevo acrónimo, USMCA, que es bastante impronunciable y poco atractivo.

¿Por qué cambiaron el nombre del acuerdo y por lo tanto las siglas por completo? El cambio de nombre es necesario si este acuerdo fuera más que una actualización del TLCAN anterior. Entonces, la pregunta es: ¿es realmente un nuevo acuerdo comercial o es una versión improvisada del anterior TLCAN que hemos tenido durante 25 años? Un resumen de las principales diferencias entre el TLCAN y el USMCA podría ayudarnos a responder esta pregunta.

La primera diferencia se relaciona con los requisitos de contenido de valor regional. El nuevo acuerdo estipula que el 75% de las piezas para automóviles construidos en América del Norte se realizarán en América del Norte para calificar para un tratamiento libre de impuestos. Esta cifra era del 62.5% en el antiguo TLCAN.

La segunda diferencia se relaciona con el requisito de contenido de valor laboral. Esta regla requerirá que al menos el 40 por ciento del contenido de automóviles y el 45 por ciento del contenido de camiones pesados sean realizados por trabajadores que ganan al menos16 dólares por hora. Además, los miembros han acordado mejorar las condiciones de trabajo y seguridad de los trabajadores y reducir la discriminación contra las mujeres trabajadoras.

La tercera diferencia se relaciona con aumentar el acceso al mercado para los productos lácteos estadounidenses. Canadá acordó otorgar un mayor acceso a los productos lácteos estadounidenses que ingresan a su mercado mediante el establecimiento de cuotas de importación más altas en el nuevo acuerdo. El USMCA otorgará a EU una porción del 3,6% del mercado nacional de productos lácteos de Canadá.

La cuarta diferencia se refiere a la modernización del acuerdo. Los tres países acordaron la inclusión de nuevas disposiciones sobre comercio electrónico y comercio digital que claramente no existían en el antiguo TLCAN. El nuevo acuerdo eleva los límites de compras libres de impuestos a 100 dólares para ingresar a México y 150 dólares canadienses para ingresar a Canadá sin tener que enfrentar impuestos de importación. En el antiguo acuerdo estas cifras eran de 50 dólares en México y 20 dólares canadienses en Canadá. Esta es una gran noticia para los compradores en línea en México y Canadá. También es un desarrollo muy positivo para las empresas navieras y los gigantes del comercio electrónico, como Amazon y Ebay. La mayor protección de la propiedad intelectual y el compromiso conjunto de “lograr y mantener un régimen de tipo de cambio determinado por el mercado” son otras características de este intento de modernización.

La quinta diferencia es la cláusula ocaso. El USMCA incluye una fecha de vencimiento de 16 años y una disposición que requiere una revisión del acuerdo cada seis años. No había tal cláusula de extinción en el antiguo acuerdo.

La sexta diferencia se relaciona con el sistema de solución de controversias del TLCAN. Si bien el Capítulo 19 (que permite a los países miembros presentar reclamos contra otros miembros por alegaciones de prácticas comerciales desleales) no se modifica en el nuevo acuerdo, el sistema de solución de controversias entre inversionistas y estados (que permite a los inversionistas presentar reclamos contra otros gobiernos) desaparecerá entre EU y Canadá, y estará fuertemente restringido entre EU y México.

En pocas palabras, hay algunos cambios sustanciales en el nuevo acuerdo, pero tal vez no justifiquen un cambio total de nombre y acrónimo para este acuerdo. Entonces, ¿por qué cambiaron el nombre? ¿De quién fue la idea? Tal vez, el presidente Trump convenció a Canadá y México de un cambio de nombre por su total disgusto y odio hacia el TLCAN. Quizás, EU propuso cambiar el nombre a USMCA para entregar un mensaje de cambio a su gente que pronto votará en las próximas elecciones al Congreso. Tal vez, el nombre fue cambiado para ayudar al presidente Trump a respaldar su afirmación de que ha tenido éxito en convertir “el peor acuerdo comercial que se haya firmado en cualquier lugar” en “un nuevo acuerdo comercial maravilloso” y “el acuerdo comercial más importante que jamás hayamos tenido, de lejos”. Esta declaración hecha por el presidente Trump es una exageración, ya que el acuerdo final no es realmente un nuevo acuerdo comercial, sino una versión actualizada y modernizada del TLCAN. Con las elecciones de al Congreso de los Estados Unidos acercándose rápidamente, parece que la desaparición simbólica del TLC es una gran victoria para el presidente de los Estados Unidos. Por lo tanto, deshacerse de las famosas siglas de TLCAN parece ser un cambio que es motivado políticamente y completamente fuera de lugar.
 

Profesora asistente de Derecho, ITAM; Co-Chair del Programa de Cátedras de la Organización Mundial del Comercio para México
 

COMENTARIOS


 
elektra ofertas CUPÓN ELEKTRA
 
netshoes ofertas

CUPÓN NETSHOES

 
cupon amazon

CÓDIGO PROMOCIONAL AMAZON

 
codigo descuento hawkers

DESCUENTO HAWKERS

 
descuento aliexpress

CUPÓN ALIEXPRESS