El peor escenario para el 2018

Alberto Aziz Nassif

Una de las preguntas que se hizo en una encuesta reciente fue: “Pensando en las elecciones presidenciales del próximo año, por favor dígame, ¿cuál de los siguientes escenarios cree que sería el peor para México?” Las respuestas tenían tres opciones, que gane el PRI se llevó el 52%, que gane AMLO llegó a 31% y ambos sólo el 9% (EL UNIVERSAL, 23/XI/2017). ¿Qué significan estas respuestas?

La sucesión presidencial ya se empezó a construir. Los partidos celebran congresos, algunos presentan plataformas, otros abren convocatorias y unos más están en la batalla para designar candidato de una alianza amplia. Por otra parte, los independientes buscan firmas de apoyo, y las autoridades prometen que habrá comicios democráticos. Una parte importante de este proceso será la evaluación de los malos resultados de la administración de Peña Nieto. Las estadísticas sobre la violencia pintan a un país que se ha vuelto cada vez más violento. Los homicidios dolosos han superado los números del sexenio de la guerra de Calderón; octubre pasado fue el mes con más asesinatos en los últimos 20 años (EL UNIVERSAL, 22/XI/2017). El crimen en contra de mujeres y los feminicidios se han incrementado, en 2016 el número llegó a 2 mil 813 asesinatos, lo que representa un crecimiento de 18% respecto a 2015 y el más elevado en 27 años (Reforma, 24/XI/2017). Los expedientes de corrupción se acumulan, mientras este gobierno mantiene detenido el sistema anticorrupción; y la impartición de justicia sigue sin tener cabezas, no hay procurador general, la FEPADE sigue sin fiscal y el fiscal anticorrupción va para largo. El último escándalo tiene que ver con la cancelación del tren México-Querétaro y la multimillonaria indemnización —600 millones de dólares— que pide China. La propaganda actual del gobierno presume que este es el sexenio del empleo, sin embargo, el Banco de México señala que los empleos creados son de muy baja productividad y el 60% está en el sector informal, en donde predomina la precariedad. Y para rematar el cuadro están las cifras de la inflación que no cede y llegó a la mitad de noviembre al 6.59% (EL UNIVERSAL, 24/XI/2017). Con esa inflación se anunció un aumento muy reducido al salario.

El malestar difuso o específico de la ciudadanía se expresa en un rechazo al gobierno y a su partido. Los datos de encuestas sobre intención del voto, a siete meses de las elecciones, dan cuenta de los posibles escenarios. No hay nada seguro, pero ya se ha prefigurado que el eje de la sucesión presidencial será más de lo mismo, es decir, el peor escenario y que el PRI vuelva a ganar, o que haya un cambio y pueda ganar alguna de las oposiciones que estarán en la boleta electoral. A siete meses del 1 de julio pueden pasar muchas cosas, pero los números de diversas encuestas publicadas en EL UNIVERSAL y El Financiero le dan a AMLO una ventaja importante frente a todos sus posibles competidores. ¿Continuidad o cambio? Habrá de tres sopas, la de este gobierno y el PRI que harán hasta lo imposible por construir la visión a un país imaginario como si fuera real, en eso son especialistas; y dos oposiciones que se presentarán como un cambio, el Frente Ciudadano y Morena.

Esta sucesión presidencial no será un simple enfrentamiento rudo entre opciones políticas, sino la lucha de las oposiciones frente a una elección de Estado que ha sido largamente preparada. Los árbitros y las instituciones que organizarán los comicios están capturados; los sectores más pobres del país entrarán de nuevo a un mercado de compra del voto, en donde los recursos públicos llegarán como ríos de dinero. Lo que está en juego es la continuidad del pacto de impunidad que se ha reproducido y profundizado en este sexenio, o la ruptura para que pueda construirse una opción diferente y pacífica que detenga al grupo de poder que desgobierna el país. El peor escenario será que gane el PRI, independientemente de que el candidato sea un no priísta como Meade. La razón es muy simple, esta opción significa la continuidad del pacto de impunidad. Habrá que observar cómo se construye la candidatura de un técnico sin trayectoria tricolor. De ese tamaño esta la crisis…
 

Investigador del CIESAS. @AzizNassif

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios