19 | MAR | 2019
El porvenir de los autos es silencioso
Bólido de la Fórmula E. Foto: AP

El porvenir de los autos es silencioso

16/02/2019
05:48
Ariel Velázquez
-A +A
Los bólidos de la e-Prix sirven para probar algunas mejoras que pueden llevarse a vehículos comunes

[email protected]

En los primeros días del automovilismo deportivo, las pistas de carreras fungieron como terreno donde se desarrollaron frenos, amortiguadores, cinturones de seguridad y otos elementos que hoy en día usan los autos de calle.

Por mucho tiempo, la Fórmula Uno fue el labotario que sirvió para experimentar las mejoras que podían hacerse a los vehículos.

A pesar de su enorme popularidad, la máxima categoría ya no produce muchas innovaciones. Ese lugar de vanguardia ahora le corresponde a la Fórmula E, el serial que por cuarto año consecutivo visita nuesto país con cambios progresivos que hacen parecer que el primer campeonato que se disputó forma parte del antiguo testamento.

A diferencia de los años anteriores, este día en el e-Prix de la Ciudad de México el público apreciará una carrera sin paradas. Los monoplazas cuentan con baterías que soportan la competencia completa (45 minutos y una vuelta).

Con tan sólo 50 kilos de más en el peso del monoplaza, por la nueva pila eléctica, los autos de segunda generación de la Fórmula E no sólo obtienen la autonomía para cruzar la meta, sino también un aumento de 55 kilómetros por hora en la velocidad tope.

La Fórmula E dejó de ser hazmerreír, para ser presente y futuro del automovilismo deportivo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios