Suscríbete

Ganó lugar con lágrimas

El mediocampista sufrió al dejar a su familia. (ÁLVARO PAULIN. IMAGO7)
Universal Deportes 20/01/2018 03:55 Christian Mendoza Actualizada 11:07
Guardando favorito...

A Jesús Gallardo nadie le regaló nada. Su lugar en Pumas se lo ganó con el trabajo, pese a las lágrimas que derramó por la lejanía con su familia.
 

“Fue muy difícil, soy muy apegado a mis padres, lloraba porque los extrañaba muchísimo.

Nunca había salido de Tabasco, tenía 18 años cuando recién me aceptaron [en Pumas]”, recordó el medio ofensivo. “Pensar en mi familia también me hizo sacar fuerzas para cumplir mi sueño de jugar profesional”.

Gallardo, quien figura para asistir a Rusia 2018 con la Selección Mexicana, comenzó su carrera en el Once Hermanos y en Jaguares de la 48, en la Tercera División. Posteriormente fue llevado a Pumas por visores, donde sus primeros rugidos los hizo en la Segunda División y con la Sub-20. 

Guardando favorito...

Comentarios

 

Recomendamos