Suscríbete

El doctor de Maradona rompe el silencio, tras la muerte de Diego Armando

Leopoldo Luque habló, luego de que personal policial ingresara en su domicilio con una orden de allanamiento y se llevó información vinculada a la salud de Diego Armando

Leopoldo Luque doctor maradona
FOTO: LA NACIÓN
Universal Deportes 29/11/2020 14:58 La Nación/GDA/Argentina Actualizada 15:03
Guardando favorito...

El doctor Leopoldo Luque inició su domingo de una manera inesperada. A las 8, personal policial ingresó en su domicilio con una orden de allanamiento y se llevó información vinculada a la salud de Diego Armando Maradona. El neurocirujano está acusado de homicidio culposo.

"Son procedimientos legales que desconozco y no voy a cuestionar. Yo estoy a disposición de la Justicia. Sé lo que hice y cómo lo hice con Diego y por Diego hasta último momento. Y puedo mostrar y contar todo", destacó el médico. Y agregó: "Ellos vinieron de un modo que uno no espera. Es su trabajo y lo respeto. Les dimos toda la información que nos pidieron, incluidos discos rígidos personales que tengo desde hace 20 años".

La tranquilidad inicial de Luque, que por momentos se refirió en presente al hablar de Diego, fue dándole paso al enojo y a la emoción a medida que su diálogo con los medios avanzaba. Incluso, se quebró y lloró en varios tramos de la extensa e improvisada conferencia de prensa dentro de su casa.

PUEDES VER: Messi rinde homenaje a Maradona durante partido del Barcelona

"Se llevaron la historia clínica. Los análisis y las asistencias que hice. Dispositivos electrónicos. Discos rígidos que tenía hace 20 años. Todos los teléfonos. La verdad es que me sorprendió, porque cuando Diego fallece, yo llego al lugar y ya estaba la fiscalía trabajando. Y entonces no me llevaron a declarar. No pensé que éste era el modo", resumió.

Acerca de lo que se fue contando en los medios, el neurocirujano comentó: "En cuanto a las cosas que se dicen no la puedo ni leer. Yo hablo como un amigo. Estuve en el entierro y en el velorio. Vi mucha gente que no había visto nunca cerca suyo."

Sobre su relación con Maradona, Luque explicó: "Me nombran como su médico de cabecera. ¡Y yo soy neurocirujano! Mi trato con él era diferente, porque siempre fui genuino y sincero. Yo no buscaba la foto. Diego odiaba a los médicos, a los psicólogos, a todos los que tenían que ver con la salud."

En relación a la salud de Maradona en sus últimos meses, el doctor reconoció: "Diego tenía muchos problemas desde antes que yo lo conozca. Pero él siempre decidió. Diego no es insano. No se lo puede invadir. Para invadirlo había que judicializarlo, y considerar un tema psiquiátrico, cosa que no se hizo porque no era necesario. No escuché desde los medios decir nada acerca de eso."

El supuesto encontronazo

De acuerdo a algunas versiones que trascendieron luego de la muerte de Maradona, seis días antes habría habido una discusión entre Diego y Luque, que terminó con un empujón del ídolo al médico. El doctor lo contó así: "Sobre el encontronazo: ese jueves yo entré a la casa. Me dicen que no quiere recibir a nadie. ¿Quién era el único que podía entrar a la habitación? Yo. ¿Por qué? Porque sabe, sabía, quien soy yo. Lo que yo le explicaba a Diego era difícil. Muchas veces me ha echado. Y después me llamaba. Lo que yo hacía era llevarlo a un clínico, un oftalmólogo, un gastroenterólogo. Porque si yo no estaba al lado, no se sacaba ni una media. Y cuando él se enoja o se pone mal, echa a todo el mundo. ¿Qué se hace cuando pasa eso? Leer las estupideces que escriben y dicen, realmente dañan su memoria.. El a lo mejor me veía llegar y me decía 'Luque, dejame tranquilo, estoy bien, la concha de tu hermana"'. Y yo le pedía que haga un esfuerzo más. En los últimos días me preguntó: '¿Hasta dónde querés llegar?' Y yo lo que quería era que se levante de la cama, que reciba a sus hijas, que camine."

"Ese jueves me echa. Y yo le digo que para que yo me vaya, él primero se tenía que levantar de la cama. Y después, agarrarme. Yo, de tonto, me distraje con el teléfono y ya lo tenía encima. Yo corro y salgo de la habitación. Me como una galletita porque no había desayunado. El sale de la habitación y me dice: ´Pero Luque sos pelotudo, te dije que te vayas', y se ríe comentándole al enfermero que en mi casa no me daban de comer. Yo corro para la puerta, veo que se me viene y me caigo. Y él se ríe. Al otro día yo voy a sacarle los puntos a Diego. Me mira y me dice: 'Ah, tenés miedo, eh'. Y nos reíamos. Así era mi relación con él".

También hubo cuestionamientos en relación a si fue un error haberle permitido abandonar la clínica Olivos. "Diego es un paciente de alta, todo lo que se logró era por de más. Necesitábamos el consentimiento de Diego. No lo pueden retener y se va. El alta lo tenía. Yo no puedo obligar al paciente a hacer una rehabilitación si él no quiere. El ya estaba de alta, pero tenía que convencerse de mejorar. Todos estábamos reunidos para ver qué era lo mejor para Diego. Todos. La función de Luque, poder lograr lo más difícil: la voluntad de Diego. Porque nada se podía hacer sin su voluntad. ¿Por qué no averiguan quién era Diego como paciente?"
 

 

"Hablan del entorno, pero el supuesto entorno hacía lo mejor para él. Diego quería una vida, pero que era mala", dijo Luque y confesó: "Yo hace rato lo veía triste y se estaba castigando, pero no lo iba a permitir porque era un amigo. Extrañaba mucho a sus papás".

"Yo voy a sacarle los puntos el viernes de la semana pasada y vuelvo el domingo. Siendo neurocirujano, mi función ya había terminado el viernes. Y en la clínica igual. Su hematoma en la cabeza era quirúrgico, había que operarlo. Te quiero ver a vos, con Diego muerto con un hematoma en la cabeza. Yo no podía dejarlo así. Su deceso no tuvo que ver con eso. Se lo operó. Salió bien. Control tomográfico bueno, alcohol no tomaba. Genial. Pero aproveché la situación para avanzar, y con la excusa de decirle que era algo vinculado al tema de la operación logramos meterle un psicólogo, un psiquiatra. Todo lo que hice fue de más. No de menos."

Desde el primer día a mi lado hubo un equipo de salud mental detrás de esto. No es que yo daba órdenes. Pero decían: "Necesitamos a Luque porque es el único que le llega a Diego. Hablan de la estupidez de que yo lo externo, ¡cuando yo soy el que lo mete en la clínica!¿Quién fue el que casi se agarra a piñas para llevarlo a la clínica? ¡Yo soy un médico! ¡No soy ni policía, ni juez!

Temas Relacionados
Doctor Maradona Diego Maradona
Guardando favorito...
 

Recomendamos