El Covid-19 pone en jaque al arbitraje para el Clásico Regio

Universal Deportes 26/09/2020 00:00 Abraham Guerrero/ Enviado Actualizada 17:34

El clásico regio se hizo polémico desde antes de iniciar

El clásico regio se hizo polémico desde antes de iniciar. Los dos cambios que se realizaron de última hora en el árbitro central tuvieron al futbol mexicano pendiendo de un hilo, y pusieron en entredicho la organización en la Comisión de Arbitraje de la FMF, en la cuestión del protocolo del coronavirus.

El martes por la tarde, se dio a conocer que Diego Montaño sería el central del partido entre Monterrey y Tigres, pero, el jueves por la noche, la Comisión anunció que Montaño “arrojó positivo a Covi-19”, y por lo tanto, “Eduardo Galván ha sido designado central”. Pero... por la mañana de ayer comenzó a correr el rumor de que Galván también estaba contagiado del virus, lo que hizo que la Comisión se moviera para conseguir reemplazo, pero todos los de experiencia tenían designación, así que el elegido fue Oscar Mejía, quien iba a ser el cuarto árbitro de ese encuentro, originalmente.

Esto ¿cómo habla de los protocolos de coronavirus en el futbol mexicano?

Los árbitros centrales y asistentes se hacen la prueba de Covid-19 cada 12 o 14 días, y en ese lapso pueden participar en dos o tres partidos. Los futbolistas se la hacían cada 14, y ahora el tiempo ha disminuido a 10...

Lee también: Si ahora nos expulsan, que sean por dar patadas: Mohamed   

Así que entre juego y juego, en ese tiempo, no hay examen, no hay revisión, un árbitro o un futbolista pueden llegar contagiados.

Además, hay que agregarle los tiempos de entrega de los resultados. La FMF hace las pruebas en tres laboratorios diferentes, en el que le quede más cercano al árbitro que por e-mail recibe la orden para ir a practicárselos, esté donde esté. Montaño recibió su designación el martes y hasta el jueves le comunicaron que fue positivo, a Galván le dijeron el viernes... Todo un desastre.

Pero los verdaderos protagonistas, los equipos regios, no quieren saber quién pitará el juego, sino que lo haga bien.

Antonio Mohamed, técnico de Rayados fue sarcástico, “que venga el que sea, nosotros daremos patadas, porque cuando no les damos nos expulsan jugadores, pues ahora pegaremos un poco”.

Guido Pizarro sólo dijo, “hemos sido perjudicados por los árbitros, ahora trataremos de ayudarlos”. Así el clásico  regio, polémico desde antes de comenzar, un clásico que tuvo tres árbitros.

Temas Relacionados
Rayados tigres Liga Mx