El Pollo” Briseño recuerda la final de Libertadores River-Tigres

Esa final ha vuelto a la mente de todos los felinos

antonio briseño
FOTO/IMAGO7
Universal Deportes 02/05/2020 18:18 Universal Deportes Actualizada 18:18
Guardando favorito...

Antonio Briseño, en declaraciones al programa FPD de Buenos Aires se refirió a lo que vivió cuando con Tigres, fue a jugar la final de la Copa Libertadores 2015 ante River Plate en el Monumental, donde, asegura, el arbitraje actuó de forma rara.

Esa final ha vuelto a la mente de todos los felinos, ya que hace algunos días Egidio Arévalo, uruguayo que jugó con los norteños esos partidos, dijo que su equipo no resistió la presión del estadio de los Millonarios.

El “Pollo”, hoy en el Guadalajara, comentó: “En la fase de grupo, estábamos 2 a 0 y dejábamos a River afuera y de la nada terminó 2 a 2 con Juan Aurich. Recuerdo que Damián Álvarez (quien debutó en River) entró al vestuario enojado, rompiendo todo y nos dijo: “A esos equipos hay que matarlos porque califican, te topas, te hunden y te joden, teníamos que matarlos, ya”.

 

 

Contra Juan Aurich “fuimos a jugar los que menos estábamos jugando y es por eso que queríamos ganar, para ganar nuestros propios bonos, era nuestra oportunidad, queríamos ganar. Fue un partidazo. Recuerdo que llegamos a México y era muy bueno ver en la tele a pantalla dividida como festejaba la gente de River cuando hacíamos goles”

Ya en la final, en el juego de ida celebrado en el Universitario, se empató a cero goles. “Dijimos, ‘ya está, coronamos en el Monumental’ y no, que la chingada...

Desde que vas llegando con el camión al estadio, vas sintiendo la presión, como se te van aventando todos. Vas sintiendo toda la tensión. Dices: ‘¿Monumental? Vamos no pasa nada’. Ay no… vas en las calles y vas sintiendo. Igual, muy vivos los de River, recuerdo que salimos al campo de juego y nos dejaron como cinco minutos ahí para que nos cantaran.

Es algo que nunca lo había vivido, si eras jugador de River no había manera de que no te prendas, si no sentías eso en el futbol, no sentías nada. Yo decía: ‘no ¿qué es esto?’, y eso que estaba en la banca. Me daba ganas de entrar hasta a mí que era del otro equipo. Ni en el Estadio Azteca vi que todos canten así una canción al mismo tiempo”.

Lo malo fue el arbitraje: “Nosotros supimos que el arbitraje no era normal en la patada de Alario a Pizarro. No por tener favoritismo por un equipo, sino por la presión del estadio. Nos mató el tercero, el gol de Funes Mori”.

GIOVANI DOS SANTOS 

En la misma entrevista, Briseño, reconoció que sufrió mucho con la petada que le dio a Giovani Dos Santos del América, en el Clásico del torneo de Apertura 2019, y de lo cual le costó recuperarse. “Me sentí muy mal, tuve mi duelo. También mi familia. Pasé cosas feas. Aprendí mucho de todo eso. Es algo que no quiero volver a vivir”. 
Briseño le clavó los “tacos” de sus zapatos al muslo de Gio, dejándolo fuera de las canchas por tres meses. El “Pollo” fue castigado por tres juegos.

También te puede interesar: Futbol mexicano: Los grandes villanos en la historia

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios