Jackie Nava y su anhelo por el fajín supergallo

Universal Deportes 04/04/2021 00:59 Gabriel Cruz Actualizada 15:28
Guardando favorito...

Nava espera que Yamileth Mercado, campeona CMB de la división, la acepte como retadora; se siente capaz de ganar

A unas semanas de cumplir 20 años en el pugilismo profesional, Jackie Nava confía en acabar 2021, y tal vez su carrera, como campeona supergallo del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

El reto a Yamileth Mercado, actual dueña del fajín, lo lanzó tras su última pelea, una cita en la que demostró que pese a sus cuatro décadas de vida, su velocidad y fuerza la convierten en una retadora temible para la monarca.

Karina Fernández se convirtió en su víctima número 38 el pasado 20 de marzo, y su cátedra sobre el ring, un presagio de lo que puede ofrecer en una nueva oportunidad titular.

PUEDES VER: Exconductora de Televisa Deportes denuncia a su pareja; hace un llamado a Claudia Sheinbaum

“Estoy contenta con el nuevo triunfo. Pensé que me iba a dar más pelea [Fernández] y me iba a presionar, pero de repente la vi que corría y que no era la pelea que esperaba. Me sentí bien y aproveché mucho, hubo más exigencia en la esquina, busqué el nocaut pero ella aguantó. Me da la confianza para lo que viene”.

Y lo que viene lo tiene muy claro. “Busco el título supergallo, la estoy esperando [la pelea contra Mercado], sé que es una peleadora fuerte y joven, casi podría ser mi hija, pero tengo la habilidad para ganar el título, confío en mi experiencia para tener ese título que no perdí peleando”.

Nava ha sido protagonista de una evolución grande en el pugilismo femenil, y sonríe de cara al futuro de las mujeres en la disciplina que la hizo famosa: “Las chicas viene con fuerza, pero con más técnica y boxeo, ayudará a poder exigir mejores bolsas y salarios”.

Temas Relacionados
Jackie Nava
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

El Universal

Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes

Al registrarme acepto los términos y condiciones