23 | OCT | 2019
nueva pareja perfecta robot
Las experiencias eróticas con robots iniciaron hace años. Sin embargo, en fechas recientes se incrementó la oferta debido a la aparición de humanoides inteligentes.

Tu nueva pareja perfecta: un robot

14/02/2019
13:39
Ariadna Cruz
-A +A
Pronto veremos a humanos y a ‘máquinas con emociones’ unirse sentimental y sexualmente

#EnPortada

El amor es ciego, el amor encuentra el camino y frases [cursis] similares que se escuchan en estas fechas toman sentido cuando el humano se empieza a enamorar de las máquinas... y, ¿viceversa?

En el ámbito tecnológico, no son pocos los inventos con el propósito de acompañar a los humanos. También hay apps que ayudan a las personas a encontrar a su “media naranja”. Sin embargo, al parecer, nos estamos acercando a una era en donde las “relaciones perfectas” estarán integradas por un robot y un humano.

Con el desarrollo de la inteligencia artificial se están diseñando modelos de robots humanoides capaces de interactuar con las personas, aprender sus gustos y hábitos para convertirse en los compañeros ideales. Lo anterior, no solo para realizar, por ejemplo, tareas del hogar o dar asistencia, sino para brindar feedback emocional y hasta placer sexual.

Ian Pearson, futurólogo y matemático británico, a través de su firma Futurizon (en colaboración con Bondara una de las tiendas de juguetes sexuales más importantes de Reino Unido), recientemente publicó un estudio en el cual predice que, en unos seis años, practicar sexo con robots humanoides será algo normal.

Pero, no es el único que considera que la humanidad está ante un cambio importante. Stowe Boyd, de la consultora Gigaom Research sostiene que en el año 2025 “los robots sexuales serán algo habitual”. Su información está basada en una encuesta a mil 900 expertos en robótica, tras la cual declaró: “las parejas sexuales robóticas serán tan comunes como las selfies y, al igual que los autorretratos digitales, los autómatas serán causa de enojo y división en la sociedad”.

Por lo menos en Estados Unidos las personas se dicen listas para probar el “amor” de un robot. Una encuesta realizada por el sitio de citas Match, a unas 50 mil personas de entre 18 y 70 años de edad, reveló que uno de cada cuatro solteros en los Estados Unidos tendría sexo con un robot.

El análisis también destacó que casi la mitad de los solteros consideraría como infidelidad si su pareja tuviera relaciones sexuales con un robot.

Otra encuesta, realizada el año pasado en ese país, esta vez por parte de consultora Yougov, descubrió que 49% de los consultados piensa que el tener sexo con robots será común en 50 años. Sin embargo, la idea atrae más a los hombres (24%) que a las mujeres (9%). Sobre la infidelidad 36% de las mujeres y 29% de los hombres calificarían de traición que su pareja tuviera intimidad con una máquina.

Otra prueba de la disposición al respecto se presentó cuando el cineasta Jimmy Mehiel creó una cuenta en la aplicación Tinder para la robot sexual Harmony, equipada con inteligencia artificial.

“Hola, soy un robot anatómicamente correcto y sexualmente competente, con la IA más avanzada. Estoy en Tinder para averiguar si los chicos están interesados en mí”, decía en el perfil de la muñeca que recibió 92 “matches” en solo dos horas. Tras cada interacción se les preguntaba a los usuarios “¿Tendrías sexo con un robot?” El 56% contestó que sí.

Mercado en crecimiento

Se calcula que la industria de los robots sexuales representa alrededor de 30 mil millones de dólares anuales y continuará creciendo. Sin embargo, alrededor de este desarrollo se han generado ciertos miedos pues hay quienes opinan que no se trata de simples objetos de entretenimiento sino que, si no se establecen regulaciones éticas, se fomentarán ideas erróneas respecto al sexo y, en especial, sobre el trato hacia la mujer.

Compañías como Abyss Creations, fabricantes de las muñecas sexuales RealDoll, buscan ofrecer la experiencia más real posible. Ello incluye que los robots pueden ser programados para presentar distintos “estados de ánimo” y reaccionar en consecuencia, incluso negándose a tener una relación sexual.

Alrededor del mundo, se están encendiendo las alarmas sobre los estereotipos de género, el sexismo y la objetivación
sexual, sobre todo considerando el desarrollo de modelos como el robot Frigid Farrah, programado para “mostrar” descontento cuando la tocan de manera brusca, o los diseños que simulan la anatomía de menores de edad.

Lo que es un hecho es que estás máquinas siempre estarán dispuestas a hacer lo que su dueño desee. Es por eso que, otro peligro que identifican expertos es que la inteligencia y sensores de estos desarrollos serán capaces de crear la “experiencia perfecta”, por lo que, con el tiempo, el contacto entre humano sería menos satisfactorio y por ende, menos requerido.

Kathleen Richardson, profesora de Ética y Cultura de Robots e IA en la Universidad de Montfort, (Reino Unido), desde el 2015 impulsa una campaña para prohibir todos los tipos de robots sexuales. En diversos foros, ha dicho que estos fomentan la idea de que las mujeres pueden ser reemplazadas por “máquinas sexuales”.

No obstante, hay argumentos a favor. La organización británica StopSO, que previene delitos sexuales, ha asegurado que, por ejemplo, permitir que los pedófilos usen robots de aspecto infantil para satisfacer sus deseos (en un entorno controlado), puede ayudar a disuadirlos de abusar de menores en la vida real, “es como si le dieras un placebo a un adicto”. Respecto a esto, la revista médica BMJ Sexual & Reproductive Health publicó un estudio en el que aclara que no existe evidencia médica de estos beneficios.

Los investigadores concluyen que el valor terapéutico del sexo con robots es cuestionable debido a que si bien podría ayudar a aliviar las frustraciones, también podría conducir al aumento de la misoginia y la violencia. Con todo, es una tendencia al alza. Si estás interesado en este tipo de gadgets, a continuación te sugerimos algunos productos ya disponibles.

Kissenger

Este sistema permite dar besos a distancia transmitiendo la sensación física y utilizando unos labios artificiales que imitan un beso entre dos personas que se encuentran en lugares distintos. Puede ordenarse en la página web: kissenger.mixedrealitylab.org

Pillow Talk

Es un altavoz que se coloca debajo de la almohada para poder escuchar los latidos, a distancia, de otra persona. Funciona a través de un par de pulseras que capturan el pulso y lo reproducen. Cuesta alrededor de 175 dólares y puede comprarse en www.littleriot.com

Tap Tap

Cuando toques la superficie de este brazalete la otra persona “te sentirá cerca” a pesar de la distancia. El dispositivo funciona con ayuda de una app que transmite una vibración de una a otra pulsera cuando alguno de los usuarios la toca. El equipo también registra otras actividades como pasos, distancia recorrida, velocidad y calorías quemadas. Cuesta 130 dólares y puede adquirirse en www.taptap.me

tap_tap_2.jpg

Rubgrub

Se trata de un juguete sexual que se vincula con una app móvil ligada a una cadena de pizzerías, de manera que, cuando termine de ser utilizado, en automático realice una orden de comida de acuerdo a las preferencias previamente establecidad en la aplicación. Tiene un precio de 20 dólares y puede comprarse en el apartado “Labs” dentro de la página de webcams en vivo para adultos: www.camsoda.com/labs

rubgrub.jpg

Hug Shirt

Se trata de una sudadera que se enlaza vía Bluetooth y a través de una app. Cuando te abraces a ti mismo, la persona que porte la otra prenda compatible sentirá el contacto, gracias a sus sensores que captan tacto, temperatura y el ritmo cardiaco de ambos. Conoce más en http://cutecircuit.com

hug_shirt.jpg

RealDoll

La compañía cuenta con una oferta de alrededor de 18 modelos de cuerpos femeninos y dos masculinos. Los usuarios pueden personalizar la muñeca con detalles que van desde el color de sus ojos y cabello, hasta el tamaño de sus senos y maquillaje. Pueden adquirirse en www.realdoll.com con precios que van desde los 6 mil 500 dólares hasta los más de 15 mil para los modelos inteligentes.

realdoll_3.jpg

Para todos los gustos

Por ahora, la mayoría de los robots sexuales son modelos femeninos, entre los más conocidos están las RealDolls de la compañía californiana Abyss Creations que pueden ser desarrolladas en diferentes tamaños y cuentan con piezas intercambiables, de acuerdo al gusto del cliente.

Para estos modelos, una empresa de nombre Realbotix está construyendo “cerebros” dotados de inteligencia artificial. Su objetivo es que el usuario pueda personalizar completamente su muñeca y hacerla tímida, sensual o divertida, incluso que llegue a expresar amor.

La compañía también ha diseñado versiones masculinas del robot inteligente. Su modelo más reciente, Henry, incluirá un pene biónico que podrá personalizarse en tamaño y grosor. Este robot que mide 1.82 metros de altura y puede programarse a través de un app para que recite poesía o cante.

Otro ejemplo es Samantha, diseñada por el experto en nanotecnología Sergi Santos. Se trata de una muñeca que responde al tacto e interactúa con su propietario tanto en modo familiar (es decir simplemente haciéndole compañía), o en modo sexual, pudiendo, según su diseñador, llegar al “orgasmo”.

Aunque la muñeca no mueve los labios, la boca o los ojos, como los modelos de Realbotix, lo que la hace interesante es que puede mantener conversaciones y puede llegar a negarse a tener sexo con su dueño si detecta actitudes poco éticas o desagradables, de manera que, exigirá que le susurren al oído y la acaricien, de lo contrario se apagará y quedará desactivada por un tiempo.

Debido a su alto costo (alrededor de 15 mil dólares, los modelos básicos con funciones inteligentes) se están popularizando establecimientos de renta de nuevas experiencias con robots sexuales.

Lumidolls, por ejemplo, cuenta con sucursales en Bacerlona, Turín y Moscú en donde, por 100 euros la hora, las personas pueden acceder a modelos en tamaño real (pero sin inteligencia artificial, todavía).

En occidente estos espacios han sido abiertos en Estados Unidos y Canadá por la empresa Kinky Sdolls. De acuerdo con su página de internet se trata del primer alquiler de muñecas de amor para adultos en América del Norte. Su objetivo es proporcionar nuevas experiencias de “placer intenso”.
 

Artículo

Fallas en Fortnite permiten entrar a cuentas bancarias

Una serie de vulnerabilidades en Fornite permitieron que terceros pudieran acceder a información personal de los usuarios, incluyendo datos bancarios
Fallas en Fortnite permiten entrar a cuentas bancariasFallas en Fortnite permiten entrar a cuentas bancarias

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios