Justa sanción para Miguel Herrera