interés de mexicanos por propiedades