fertilidad

Mundo 22/05/2019

Mi hija fue el último deseo de un desconocido antes de morir

Liat Malka estaba soltera y tenía 35 años cuando decidió que quería tener un hijo. El donante de esperma que encontró había fallecido siete años antes y había dejado un testamento biológico en el que expresaba su voluntad de tener un bebé. Esta es su historia