Día más violento del sexenio