Desinforman desde las redes sociales

Octavio Islas

#LaVozDeLosExpertos

Algunos medios de comunicación han pretendido aprovechar el combate a grupos delincuenciales que roban combustible a Pemex para desplegar una campaña desinformativa que destaca el hartazgo de la ciudadanía por el desabasto de gasolina, como atinadamente señala Ernesto Villanueva en el reciente número del semanario Proceso (2202). La intención es clara: presionar al gobierno para obtener mayores inversiones publicitarias.

En las redes sociales es posible advertir el desarrollo de una furiosa campaña desinformativa, la cual pretende presentar a México al borde del caos. Buscan mostrar que el desabasto de gasolina es generalizado y que se extiende a las tiendas de autoservicio. El propósito es generar temor, afirmar que México sigue los pasos de Venezuela.

De ninguna manera se trata de ocurrencias aisladas de tuiteros que desean obtener notoriedad instántanea. La campaña involucra a profesionales en el manejo de la información, como la periodista Vanessa Vallejo, quien escribe en el PanamPost  y se afirma simpatizante de la “derecha dura”.

Desde su cuenta de Twitter @vanesavallejo3 afirmó que los anaqueles de algunas sucursales de Walmart estaban vacíos, como en Venezuela. Sus afirmaciones incluso fueron desmentidas en Twitter desde la cuenta verificada de Walmart.

En estos días, tales tuits han sido replicados indiscriminadamente en las redes sociales por no pocos de los detractores de López Obrador, quienes por supuesto no han reparado en la veracidad de las imágenes y las afirmaciones.

En realidad, en las redes sociales se desarrolla una campaña perfectamente orquestada y costosa, la cual involucra el trabajo de expertos en el desarrollo de campañas de propaganda negra como Juan José Rendón, publicista venezolano, quien en no pocas ocasiones ha trabajado para el PRI.

J.J. Rendón fue señalado como posible autor intelectual de la campaña sucia que fue desplegada en enero de 2018 en las ciudades de Caracas, Barquisimeto, Maracaibo, Maracay y Valencia (Venezuela). A través de mensajes en bardas, se pretendió vincular a Morena con el chavismo, con el propósito de atemorizar a los sectores más conservadores del electorado mexicano.

Debemos tener presente que en una entrevista que J.J. Rendón concedió al periodista Ciro Gómez Leyva, en Radio Fórmula (el 21 de enero de 2018), el experto en propaganda negra ratificó su propósito de hacer todo lo posible para que López Obrador no fuera presidente.

Esta semana, Rendón consiguió negativa notoriedad. En el marco del llamado “Juicio del Siglo”, el testigo Alex Cifuentes afirmó que durante el desarrollo de la campaña de Enrique Peña Nieto en pos la presidencia, en 2012, JJ Rendón se encargó de entregar las maletas con dinero que enviaba el “Chapo” Guzmán al candidato de la alianza electoral Compromiso por México.

J.J. Rendón finalmente no consiguió impedir que 30 millones 113 mil 483 sufragios definieran las elecciones del 1° de julio de 2018 en favor de López Obrador.

Resulta ingenuo suponer que JJ Rendón esté dispuesto a operar contra López Obrador por diferencias ideológicas. Él es un mercenario de lujo y su guerra no es un asunto de ideología. Si él estuviera atrás de la sucia campaña desinformativa contra el gobierno de AMLO en redes sociales, sería por dinero. Lo interesante sería ubicar quiénes aportan los fondos necesarios para desplegar la campaña desinformativa en las redes sociales.

La mayoría de expertos en propaganda negra son hombres de pocas ideas y abundantes descalificaciones. Ese es el caso de JJ Rendón. Se limita a afirmar que el gobierno de López Obrador llevará a México al comunismo, convirtiendo a nuestro país en Venezuela. Ese mérito sí podemos atribuirle.

Comentarios