Ya basta de violencia, exigen mujeres líderes

Nación 12/03/2020 05:33 Horacio Jiménez Actualizada 06:30

Tras 8M y 9M, movimiento feminista debe trascender, coinciden; sin precedentes, Día de la Mujer de este año: Sánchez Cordero

Mujeres de los sectores político, económico, académico, artístico y periodístico, así como activistas, se unieron para clamar “¡Ya basta!” contra la violencia de género y el acoso sexual en nuestro país.

Al participar en el tradicional desayuno para conmemorar el Día Internacional de la Mujer, que organizan año con año el Presidente Ejecutivo y del Consejo de Administración de EL UNIVERSAL, Juan Francisco Ealy Ortiz, y su esposa, Perla Díaz de Ealy, las 104 Mujeres Líderes coincidieron en que el movimiento feminista, que marchó el pasado domingo y que el lunes 9 de marzo dejó a México sin mujeres, no se debe quedar ahí, sino que debe trascender.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, aseguró que el gobierno federal tiene un compromiso con todas las mujeres mexicanas y afirmó que este año la conmemoración del Día Internacional de la Mujer fue diferente y no tiene precedentes en la larga batalla por sus derechos y libertades.

“Prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres es, para el gobierno de México, una prioridad”, dijo.

Sánchez Cordero afirmó que el pasado fin de semana marcó un hito en la historia de los movimientos feministas, puesto que primero hubo cadenas humanas en 30 ciudades del país y el domingo se registraron marchas a nivel nacional, con millones de mujeres que unidas gritaron: “¡Ya Basta!”, “¡ya basta de violencia contras las mujeres!”, “¡ya basta de acoso!”, “¡ya basta de que nuestras niñas y adolescentes vivan con temor!” y “¡ya basta de feminicidios!”.

Afirmó que los reclamos y exigencias de las mujeres son justos para los gobiernos, autoridades federales, estatales y municipales: “Es el reclamo justo, es la marcha legítima a la que debemos dar respuesta de la manera más eficaz y más rápida desde el gobierno de México”.

Mencionó que el paro nacional #Undíasinmujeres llamó a la reflexión, “porque la ausencia del sexo femenino fue más fuerte que el grito más sonoro”, pues aceptó que para quienes trabajan para el Estado mexicano significó un acicate y aliciente para dar atención a las demandas y exigencias femeninas.

La ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación Yasmín Esquivel Mossa dijo que en las marchas del pasado 8 de marzo las mujeres alzaron su voz y se unieron para exigir un elemental derecho: “El de vivir una vida libre de violencia y sin discriminación. Alzaron su voz por las mujeres, niñas y adolescentes que la violencia ha silenciado”.

La integrante del Poder Judicial de la Federación aseguró que este 2020 debe ser recordado como el año en el que las mujeres impulsaron un cambio para tener una sociedad más igualitaria y en la que prevalezca la paz entre hombres y mujeres. “2020 debe ser el punto de partida para moldear una nueva realidad para esas mujeres que hoy requieren de nuestra solidaridad”, dijo.

Esquivel Mossa reconoció el liderazgo del Licenciado Ealy Ortiz y de las mujeres que asistieron al encuentro: “Hoy estamos reunidas 104 mujeres que nos desempeñamos en distintos espacios de la vida pública, que compartimos una visión y misión, y que aspiramos a transformar a México en un país en el que se reconozcan la igualdad de derechos y oportunidades. Nuestro liderazgo nos compromete a hacer eco de esas voces que nos llaman a actuar y potenciar el cambio hacia una sociedad incluyente”.

Preguntó: “¿Qué sigue después del 8 y 9 de marzo? Una alianza gobierno-sociedad hacia el cambio cultural desde el hogar, la escuela, instituciones públicas, privadas, donde no tengan cabida prejuicios, estereotipos, roles de género que propician discriminación y violencia. No más techos de cristal, no más pisos pegajosos”, aseguró la ministra.

Saskia Niño de Rivera, directora de la organización Reinserta, activista y colaboradora de EL UNIVERSAL, aseguró que en México diariamente son asesinadas 10 mujeres por el solo hecho de nacer mujeres. También ofreció cifras de agresiones contra ese sector de la población y pidió no olvidar que el pasado 8 de marzo, mientras marchaban, 11 mujeres fueron asesinadas, y el lunes, en el paro, se registraron otros 10 feminicidios.

“México tocó fondo, las mujeres dijimos ‘¡basta!’. El 8 y 9 de marzo fueron días históricos que serán siempre recordados como días en los que las mujeres nos unimos para alzar la voz. Con nuestro paro visibilizamos el sinsentido que sería un país sin nosotras. Protestando, gritamos y callamos; éstas fueron acciones de resistencia sin precedentes en nustro país. Juntas dijimos ‘¡ya basta!’, no queremos seguir siendo víctimas de la violencia de género”.

La actriz y cantante Ximena Sariñana dijo que era muy inspirador estar con tantas mujeres exitosas que han logrado transformar en sus distintos campos y construido un México más justo, inclusivo, diverso y colorido. Recordó que tuvo el honor de ser la primera mexicana en ser nombrada embajadora de Buena Voluntad por ONU Mujeres y rechazó los intentos que buscan convertir la causa feminista en una de partidos políticos.

“Con todo y las cifras, las noticias sobre feminicidios que nos quitan el aliento, con los intentos de convertir nuestra causa en una de partidos políticos, no puedo evitar sentir que hay algo que poco a poco está cambiando”, dijo.

“Estoy aquí en presencia de todas ustedes, mujeres empoderadas, poderosas y valientes, y me llena de emoción pensar en la aportación que cada una realiza día con día a la sociedad, inspirándome a mí y a muchas mujeres con su ejemplo, incitándolas a soñar cada vez más alto o gritar: ‘¡Ni una menos!’”, afirmó.

La colombiana Catalina Betancourt, directora de Asuntos Corporativos de Philip Morris México, habló sobre su experiencia de igualdad en la iniciativa privada y destacó que trabaja para una empresa en la que tiene un salario igual al de un hombre por hacer la misma labor. Reveló que en su firma no hay minorías, pues 45% de la fuerza laboral son mujeres, y los hombres también tienen una licencia de maternidad.

“No todas contamos con esta fortuna, y la responsabilidad está en ser capaces de construir desde la empresa privada, liderando para que esa sea la meta y para que cuando hablemos de igualdad y de inclusión lo hagamos en serio y con decisiones de negocio”, mencionó.

La periodista Katia D’Artigues agradeció a las mujeres que salieron a las calles a exigir los derechos de todas sin preguntar “si se podía” y destacó la sororidad demostrada en los últimos días.

Pidió a todas las mujeres no volver a quedarse calladas y que compartan sus conocimientos con otras. Aseguró que las mujeres sí están enojadas, y con razones, con el gobierno federal. Mientras que a las empresarias les pidió creerles a las mujeres con las que trabajan cuando denuncian que fueron acosadas.

“Hay muchas formas de ser mujer y cada una es diferente, pero lo que nos une es parar la violencia, los feminicidios, pero también los machismos cotidianos que normalizamos. Un hombre es un varonil zorro y si a la mujer le dicen ‘zorra’ es otra cosa. Si una mujer habla fuerte está histérica o en sus días, y si un hombre lo hace es asertivo.

“Sí estamos enojadas (...), y con razones, con este gobierno y con muchos otros, porque la violencia que vivimos está normalizada”, dijo la excolumnista de EL UNIVERSAL.

Beatriz Paredes, senadora del PRI, aseguró que está impresionada con las intervenciones de las nuevas generaciones, pues hay mucho que comprender, porque [las autoridades] están observando, pero no están mirando. La priista recordó y le hizo un homenaje a la actriz Edith González, quien el año pasado exigió no reducir los presupuestos para atender el cáncer de mama.

“El siglo XXI va a ser el siglo de las mujeres, lo están exigiendo las nuevas generaciones. En el siglo XX pasaron muchas cosas que hicieron síntesis, tuvimos acceso a la educación, al trabajo remuerado, a los anticonceptivos, a la posibilidad del divorcio, al voto ciudadano y al pensamiento feminista”, dijo.

En tanto, Hilda Trujillo, directora del Museo Diego Rivera y Frida Kahlo, comentó: “‘¡Ni una menos!’, ‘¡merecemos otra historia!’ son las consignas que gritamos el domingo. Queremos que las mujeres decidan sobre sus cuerpos. Está detenida en la Cámara de Diputados [la iniciativa por] el derecho de las mujeres a decidir si abortan. Que no detengan la legislación. Han vendido nuestros cuerpos por votos y los partidos que no se han atrevido no se deben trepar a nuestro movimiento. Es un movimiento de la sociedad y vamos por él”.

La consejera Ciudadana de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México, Carolina Santos Segundo, afirmó que la brecha de desigualdad para las mujeres indígenas incrementa cada vez más y parece un tema invisible.

Al desayuno, que esta vez congregó a 104 Mujeres Líderes de México, acudieron secretarias de Estado, ministras de la Corte, magistradas, diputadas, senadoras, conductoras de televisión, artistas, cantantes, deportistas, académicas, representantes de la IP, intelectuales, activistas y periodistas, entre otras.

Comentarios