UNAM crea comité de científicos para combatir el sargazo en Quintana Roo

En la iniciativa, creada a solicitud del Gobierno federal, participan diversos institutos y facultades de la Universidad Nacional Autónoma de México que buscarán aportar conocimientos y soluciones de ciencia aplicada para atacar al sargazo

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) crea comité de científicos para combatir el sargazo en playas de Quintana Roo
Sargazo en playas de Quintana Roo. Foto: Archivo
Nación 13/08/2018 08:45 Teresa Moreno Ciudad de México Actualizada 08:45

Expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), a solicitud del Gobierno de la República, crearon un comité científico como grupo de trabajo permanente que buscará aportar conocimientos y soluciones de ciencia aplicada para atacar al sargazo en las playas de Quintana Roo.

Participan los institutos de Ingeniería, Geografía, Ecología, Biotecnología y de Ciencias del Mar y Limnología; el Centro de Ciencias de la Atmósfera, además de las facultades de Química, Medicina y Economía. Fue el gobierno de la República, a través del titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), Rafael Pacchiano Alamán, quien solicitó a la UNAM que participara en esta iniciativa.

Un primer esfuerzo se centrará en fortalecer los mecanismos de recolección del sargazo, tanto a nivel de playa como en el mar.

Para ello se analizará la propuesta de Luis Álvarez de Icaza Longoria, director del Instituto de Ingeniería, respecto a la carbonización de biomasa a través del proceso llamado pirólisis hidrotermal.

Se evaluará la efectividad de los sistemas de barreras que ya se instalan a lo largo de tres millas náuticas en playas de Quintana Roo, para contener y retirar el sargazo de forma sustentable.

Elva Escobar Briones, directora del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología, comprometió la colaboración de su equipo en la medición de dióxido de carbono (CO2), para descartar afectaciones a la salud de la población.

Al respecto, Gustavo Adolfo Olaiz Fernández, coordinador del Centro de Investigación en Políticas, Población y Salud, de la Facultad de Medicina, adelantó que no existen evidencias de daños a la salud humana por la presencia de sargazo.

El segundo subcomité científico preparará en el mediano plazo un sistema de monitoreo y alertamiento temprano de arribos de esta alga, mediante tecnología satelital del Instituto de Geografía. Con esto se generarían datos acumulados de dónde está y hacia dónde va la macroalga, así como información sistematizada de corrientes, vientos y otros factores meteorológicos.

Con el apoyo de la Dirección General de Cómputo y de Tecnologías de Información y Comunicación de la UNAM se podría predecir el tiempo y la cantidad de sargazo que llegaría al país.

Un tercer subcomité estudiará las oportunidades a mediano y largo plazos para el uso y aprovechamiento del alga, con el objetivo de darle un valor agregado a nivel industrial.

Los investigadores afirmaron que existen opciones como generación de biocombustible y fabricación de productos alimenticios, farmacéuticos y cosméticos. Los institutos de Biotecnología y las facultades de Química y Medicina participarán en este esfuerzo.
 

 

Comentarios