21 | FEB | 2019
Sedena: en el 68 se respetaron los derechos humanos
Al liberar otro bloque de fotografías, la UNAM informó que en esta imagen aparece Marcelino García Barragán (tercero de izq. a der.), quien fue secretario de la Defensa Nacional en el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz.

Sedena: en el 68 se respetaron los derechos humanos

04/10/2018
03:50
Juan Arvizu
-A +A
Militares se condujeron conforme a la ley y protegieron a la población civil, afirma; documentos sobre lo ocurrido en la Plaza de las Tres Culturas están en el AGN, dice

[email protected]

En el movimiento estudiantil de 1968 la participación del Ejército fue apegada a Derecho y en protección de la población civil, expone el Estado Mayor de la Defensa Nacional.

En una respuesta a EL UNIVERSAL, indica que en los acontecimientos en los que participaron militares se actuó con respeto a los derechos humanos.

Por otra parte, sobre los homenajes al movimiento estudiantil de 1968, por parte de las cámaras de Diputados y de Senadores, que se realizaron este martes 2 de octubre, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) afirmó que es respetuosa de las decisiones que adopte el Congreso de la Unión sobre el particular.

Este diario solicitó al secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, acceso al archivo del movimiento estudiantil, a fin de revisar los documentos correspondientes a los hechos ocurridos en la Plaza de las Tres Culturas.

El subjefe Operativo del Estado Mayor de la Defensa Nacional, Cruz Isaac Muñoz Navarro, respondió que desde 2001 la Sedena envió esos documentos al Archivo General de la Nación (AGN).

El Comité 68 —incluso este 2 de octubre, en las actividades realizadas por los 50 años de la represión en la plaza de Tlatelolco— formuló el reclamo de que la Defensa Nacional abra sus archivos.

La respuesta, firmada por Muñoz Navarro, precisa: “En cumplimiento al decreto presidencial del 27 de noviembre de 2001, publicado en el Diario Oficial de la Federación, todos los documentos relativos a los movimientos sociales y políticos relacionados con violaciones a derechos humanos fueron enviados por esta secretaría de Estado al Archivo General de la Nación”.

La participación castrense. De igual forma, este diario solicitó la postura de la Secretaría de la Defensa Nacional sobre su participación en el movimiento estudiantil de 1968, que abarcó más de dos meses, y sobre el homenaje del Congreso de la Unión a los jóvenes de ese acontecimiento.

“El personal militar actuó conforme a Derecho, protegiendo en todo momento a la población civil y respetando los derechos humanos”.

Como se sabe, en 1968 el Ejército intervino a partir del 30 de julio, con efectivos al mando del general José Hernández Toledo, quien dirigió la toma de la Ciudad Universitaria el 18 de septiembre, y la del Casco de Santo Tomás del IPN, el 24 de septiembre. Las fuerzas militares también actuaron en Tlatelolco.

a12-cambio_68723322.jpg
En 1968, el Ejército dio seguimiento al movimiento estudiantil a partir del 30 de julio, con efectivos al mando del general José Hernández Toledo.
 

En la conmemoración del 50 aniversario de la represión en la Plaza de las Tres Culturas, representantes de los tres poderes de la Unión asistieron al izamiento de la Bandera Nacional a media asta, en el Zócalo de la Ciudad de México, como una expresión “de luto por las personas que perdieron la vida el 2 de octubre”.

En los muros de Honor de la Cámara de    Diputados y del Senado se develaron letras en oro dedicadas “Al Movimiento Estudiantil de 1968”, en lo que fue el primer homenaje de este tipo en su salón de sesiones.

En San Lázaro se llevó a cabo una sesión solemne dedicada al movimiento estudiantil y en el tablero electrónico fue visto el emblema que identificó a los jóvenes.

La postura de la Secretaría de la Defensa Nacional sobre estos homenajes del Poder Legislativo, por conducto del subjefe Operativo del Estado Mayor, es que “esta secretaría del Ejecutivo federal, consciente de la separación de poderes de la Federación, es respetuosa de las decisiones que adopte el Congreso de la Unión”.

La sociedad civil que se expresó el pasado 2 de octubre en las marchas, señala que 50 años después no se ha esclarecido lo que ocurrió, y reclama que se reabra el caso y se investiguen responsabilidades de genocidio.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios