18 | FEB | 2019
Leonardo García Camarena, presidente de la UNPF, pide al futuro secretario de Educación no dejar a la deriva a los niños mexicanos derogando la reforma a la enseñanza. Foto: JUAN CARLOS REYES. EL UNIVERSAL

Piden padres no derogar reforma a la educación

15/07/2018
03:53
Pedro Villa y Caña
-A +A
Obedecer a CNTE sólo lastima pues quita oportunidades a estudiantes, dice

[email protected]

Leonardo García Camarena, presidente nacional de la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF), consideró que no es relevante si la SEP se ubica en la Ciudad de México o en Puebla, o en otra entidad, puesto que lo importante es que se enfoque en continuar con el apoyo a mejorar la educación de millones de estudiantes en el país.

“Da igual si esta aquí en la CDMX, en Puebla o en Tijuana, mientras no haya atraso a lo que viene haciéndose bien y mientras no se afecte la velocidad de las modificaciones a las políticas que también consideramos que son necesarias y urgentes, nos da igual”, señaló en conferencia.

Confió en que el nuevo gobierno calculó los costos monetarios y prácticos que esto le genere porque “las mudanzas no son gratis, y convocar de emergencia al gabinete legal y ampliado, cuando están en diferentes puntos del país, es donde van a empezar las complicaciones no sólo monetarias, sino de sentido práctico. Pero hay que darles un voto de confianza a una medida como ésta”.

Pidió a Esteban Moctezuma Barragán, quien es propuesto como secretario de Educación para la próxima administración encabezada por Andrés Manuel López Obrador, no derogar la reforma educativa, ni tampoco cumplir las demandas de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

García Camarena afirmó que obedecer a la CNTE sólo lastima la educación al dejar sin clases y sin oportunidades de crecimiento a millones de estudiantes.

“Ante los pronunciamientos del virtual presidente electo en materia educativa, la UNPF pide al futuro secretario de Educación no dejar a la deriva a nuestros niños mexicanos derogando la reforma educativa, y mucho menos hacer caso a las peticiones de un sindicato que sólo ha buscado hacerse escuchar, por medio de marchas, plantones, enfrentamientos bélicos y paros laborales”, dijo.

Afirmó que como padres de familia no pueden concebir y aceptar “que durante el próximo sexenio se tenga como aliado a personas que sólo velan por sus propios intereses sin importarles a quién puedan afectar”.

García Camarena señaló que la reforma educativa no tiene “que echarse a la borda ni tirar el esfuerzo de sus formuladores, [pero] sí se deben hacer modificaciones para que tenga coherencia su aplicación”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios