Mala atención médica genera resentimiento social, dice senador de Morena

El presidente de la Comisión de Salud, Miguel Ángel Navarro Quintero, afirma que "la gobernabilidad está prendida con alfileres", por el descuido en la atención a la salud
Miguel Ángel Navarro afirmó que en cuanto inicie el sexenio de Andrés Manuel López Obrador se debe levantar una encuesta de satisfacción de la ciudadanía respecto de los servicios de salud de las instituciones públicas. FOTO: ESPECIAL /ILUSTRACIÓN
Miguel Ángel Navarro afirmó que en cuanto inicie el sexenio de Andrés Manuel López Obrador se debe levantar una encuesta de satisfacción de la ciudadanía respecto de los servicios de salud de las instituciones públicas. FOTO: ESPECIAL /ILUSTRACIÓN
09/10/2018
11:07
Juan Arvizu Arrioja
-A +A

El presidente de la Comisión de Salud del Senado, Miguel Ángel Navarro Quintero (Morena), dijo que por la mala atención médica en el Sistema Nacional de Salud, que llega a causar la muerte de pacientes, se genera resentimiento social.

Afirmó que en cuanto inicie el sexenio de Andrés Manuel López Obrador se debe levantar una encuesta de satisfacción de la ciudadanía respecto de los servicios de salud de las instituciones públicas, a fin de atacar el problema en el que hay una violación de los derechos humanos de quienes tienen alguna enfermedad y carecen de recursos para acudir a una atención privada.

Navarro Quintero señaló que "está colapsado el Sistema Nacional de Salud; no hay hay ni respuesta oportuna, ni eficaz en la gran mayoría de las instituciones del sector.

Senador por Nayarit, el presidente de la Comisión de Salud dijo: "Tenemos que entender que este problema no solamente se soluciona con más recursos económicos, sino con una mejor organización del propio sistema".

Los servicios de salud institucionales, representan "la alternativa de la gran mayoría del pueblo de México, y si no actuamos de manera rápida, la gobernabilidad está prendida con alfileres porque la inconformidad de una mala atención que en ocasiones llega a muerte, está generando el resentimiento social altamente explosivo y altamente preocupante".

Los problemas se agravan por malas administraciones que no llevan los recursos necesarios para la atención de la salud que se ha descuidado, tal vez por la poca sensibilidad de quienes muchas veces la administran, encerrados en lugares cómodos.

El legislador morenista dijo que los responsables de las instituciones de salud deben recorrer a lo largo y ancho del país, visitando a medianoche hospitales, clínicas de salud; andando en brigadas de salud pública para el control de vectores en enfermedades como el Chikungunya, el Dengue, el Zika.

Lamentó que tengan lugar casos en los que "se distraen los recursos económicos de la Salud.  Esto es una acción criminal porque desafortunadamente se deja sin la atención debida a tanto enfermo, cuando estamos transitando con enfermedades que no solamente son complejas, sino altamente costosas en la transición epidemiológica, como es el caso de enfermedades del corazón,  cáncer, nefropatías, problemas neurológicos y una serie de problemas que están fuera del alcance de un pago privado por parte de la ciudadanía".

De esta crisis, dijo, "no responsabilizó a mis colegas médicos y las enfermeras, sino aquellos que están al frente de las instituciones y no tienen la sensibilidad por cuidar, proteger la vida de las personas".

El caso es que "a través de malas administraciones, malas organizaciones y de llevar un ejercicio encerrado y no apegado a la realidad que existe cuando los pacientes están tirados en las áreas de urgencias cuando a los pacientes le son pospuestas sus cirugías  durante meses, ni siquiera durante días, o tratamientos a los cuales no llegan a la cita porque antes les dio un infarto, antes el cáncer los llevó a una etapa terminal o porque la enfermedad hizo crisis".

Ese tipo de problemas, donde hay una muerte prevenible, está generando una gran inconformidad social; "yo diría que es de la agenda nacional el problema número uno del país".

Explicó que la crisis del sistema de Salud es un problema grave, el cual si no se atiende de manera rápida y oportuna, la gobernabilidad se nos puede ir.

"¿Qué puede hacer una persona que tiene la necesidad de ser atendida en el sector público y no tiene recursos? Se le está obligando a delinquir para tenerlos para poderse tratar.  Se le está obligando a que venda su precario patrimonio para poderse tratar, y tenemos por lo tanto que tener una respuesta suficiente y oportuna".

Sostuvo que "debe haber un servicio totalmente humano y apegado a la demanda que está haciendo la sociedad".

Al iniciar el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, "de manera rápida se tiene que hacer una encuesta de satisfacción de la ciudadanía, con derechohabientes de la seguridad social o de la población abierta que no tiene acceso, por ser del sector informal".

Dijo que una encuesta de satisfacción de ambos sectores, debe arrojar la opinión de la gente, y a partir de ello, "hacer un peregrinar rápido y eficaz a lo largo y ancho de toda la república para ver en qué condiciones está operando y se están utilizando la infraestructura del sector  público".

Además, hay que ver otro tipo de problemas emergentes, los de salud mental, de adicciones, pues que no estamos atendiendo a satisfacción, la otra parte de la prioridad del perfil de salud del país, afirmó Miguel Ángel Navarro Quintero.

jno

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS