23 | MAR | 2019
En migración, autoridades dieron cumplimiento parcial a recomendaciones de CNDH
Fotografía: especial

En migración, autoridades dieron cumplimiento parcial a recomendaciones de CNDH

12/06/2018
18:54
Mariluz Roldán
-A +A
El quinto visitador general de la Comisión Nacional de Derechos Humanos resaltó la política de “tolerancia cero” de Estados Unidos, que provoca la separación de las familias que intentan ingresar a ese país

Las autoridades federales y estatales han dado un cumplimiento parcial a las recomendaciones emitidas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos en materia de migración, por lo que es importante poner el tema en la agenda política de los próximos seis años, indicaron el quinto visitador general de la CNDH, Édgar Corzo Sosa, y especialistas.

En la presentación del Estudio Sobre el Cumplimiento e Impacto de las Recomendaciones Generales, Informes Especiales y Pronunciamientos de la CNDH 2001-2017 sobre personas migrantes, Corzo Sosa explicó que se analizaron la Recomendación General No. 13/2006 sobre la práctica de verificaciones migratorias ilegales; el Informe Especial sobre la situación de los Derechos Humanos en las Estaciones Migratorias y lugares habilitados del Instituto Nacional de Migración en la República Mexicana de 2005; el Informe Especial sobre los casos de secuestro en contra de migrantes de 2009, y el de 2011, así como el Informe Especial sobre la problemática de niñas, niños y adolescentes centroamericanos en contexto de migración internacional no acompañados en su tránsito por México, y con necesidades de protección Internacional de 2016.

Comentó que para el estudio se hicieron 135 solicitudes de información a las dependencias a las que fueron dirigidas las recomendaciones y con base en los datos se elaboraron semáforos en los que se mide el cumplimiento.

Respecto a la Recomendación general 13/2006, las autoridades federales dieron una respuesta satisfactoria en 40% cuando se les preguntó si habían realizado alguna acción referente a la práctica de verificaciones migratorias irregulares, mientras que en 20% no hubo respuesta. A nivel estatal, 21% dio una respuesta satisfactoria, en estados como Campeche, Guerrero y Jalisco, pero 42% no emitió ninguna respuesta, como Chiapas, Chihuahua y la Ciudad de México.

Sobre el Informe Especial sobre la situación de los derechos humanos en las Estaciones Migratorias de 2005, 40% dio una respuesta satisfactoria y el resto, 60% emitió una respuesta cooperativa, pero incompleta.

Respecto al Informe Especial sobre los casos de secuestro en contra de migrantes de 2009, de forma general hubo 14% de respuesta satisfactoria, 6% lo hizo de manera incompleta, 31% rechazó la recomendación y 49% no dio cumplimiento. Sobre el informe de  2011, las cifras son similares, porque 18% dio una respuesta satisfactoria, 17% incompleta, 17% rechazó la recomendación y 48% no dio una respuesta. 

El quinto visitador general resaltó la política de “tolerancia cero” de Estados Unidos, que provoca la separación de las familias que intentan ingresar a ese país. Expresó que para la CNDH esa nueva faceta “es altamente preocupante y pone en entredicho el derecho que tienen las personas a la unidad familiar, pero también el respeto que debe haber al interés superior de la niñez”.

Elisa Ortega Velázquez, investigadora del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, recordó que México es país de origen, destino, tránsito y recepción de migrantes, por lo que es importante que se analice el impacto de las recomendaciones a favor de ese grupo de población.

Explicó que, por ejemplo, respecto a la recomendación 13/2006, “se reconocen avances normativos, pero las detenciones arbitrarias continúan a pesar de que la ley general despenalizó la migración regular en 2008”.  Lo mismo sucede con las estaciones migratorias, porque aunque hay mejoras en su marco normativo, esos centros aún “están lejos de cumplir con las características que deben tener”.

Irazú Gómez, subcoordinadora de Vinculación e Incidencia de la organización Sin Fronteras, dijo que México y el mundo están dispuestos a que la migración sea segura y ordenada y ante ello, “el principal reto es volver a colocar el tema migratorio en la agenda nacional”.

Señaló que actualmente hay más de 14 mil solicitudes de asilo ante la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados, 7 mil de las cuales están en proceso. Mientras que se han registrado 200 mil eventos de detención en estaciones migratorias, “lo que muestra cómo está recibiendo México a los extranjeros que se quieren quedar”.

Para ella, el gran reto de la CNDH, además de proteger a los migrantes, es enfrentar el tema de xenofobia y enfatizó que “ninguno de los trabajos tiene resultados si no impacta de manera positiva en la protección de las personas migrantes,por lo que se necesita seguir avanzando y realizar un planteamiento para los próximos seis años”.

Ximena Suárez Enríquez, subdirectora del programa de Derechos de los Migrantes de WOLA en México, comentó que todavía  existen obstáculos en la denuncia e investigación de violaciones de derechos humanos a migrantes, las cuales han aumentado desde 2014, y alertó que 99% de esos casos permanecen impunes.

Ante ese panorama, expresó que es importante garantizar el acceso a la justicia a las personas migrantes. Indicó que de acuerdo con los estudios realizados  aunque México busca ser el  tercer país seguro para migrantes, no está preparado para ello  ni para brindar asilo a quienes lo necesitan. 

mpb

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios