Señalamientos son fuegos de artificios: Añorve Baños

Senador priista dice que no solicitará amparo; niega que haya participado en el Pacto por México

Señalamientos son fuegos de artificios: Añorve Baños
El senador Manuel Añorve Baños defendió las reformas energética, de telecomunicaciones, y a la Ley Federal de Trabajo. Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL
Nación 30/07/2020 02:47 Actualizada 02:47
Guardando favorito...

El senador Manuel Añorve Baños (PRI), señalado como negociador en la reforma energética de 2013 por parte del entonces líder de la mayoría en la Cámara de Diputados, Manlio Fabio Beltrones Rivera, subrayó que ambos no tienen problema por los señalamientos que se ventilan en el caso Lozoya, en el que “los fuegos de artificio van a continuar”.

Vicecoordinador senatorial del PRI, Añorve Baños contestó a los periodistas: “¿Ampararme yo? ¿De qué?”.

Se le comentó sobre versiones de que el coordinador de los priistas, Miguel Ángel Osorio Chong, solicitó un amparo contra investigaciones de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), de la Auditoría Superior de la Federación (AFF) o de la Fiscalía General de la República (FGR), y si en su caso también lo buscaría.

“Por supuesto que no. Quiero decirle y lo repito, yo no participé en el Pacto por México. Está claro quién lo generó, lo creó, quiénes participaron. Yo no participé, no tengo nada qué decir en torno a lo que se ha comentado, menos en las declaraciones de Lozoya”, indicó.

“Creo en la presunción de inocencia, en el proceso legal, y en que no se politice la justicia, que no se judicialice”, remarcó.

Dijo que los priistas en San Lázaro votaron sin cambiar una coma la reforma energética que les envió el Senado, que fue cámara de origen, y “obviamente no íbamos a cuestionar lo que nos enviaban, sobre todo que ya decían que habían negociado con todas las fuerzas políticas, como fue”.

Indicó que como diputado priista votó las reformas energética, de telecomunicaciones, a la Ley Federal de Trabajo, “convencido de que podían ser buenas leyes”, señaló.

En el caso de la reforma de telecomunicaciones, “vean la realidad que vivimos en México, bajamos los costos del teléfono celular, hicimos que fuera gratuito incluso el servicio de telefonía, que antes se cobraba a domicilio y, además, abrimos la competencia para que el beneficiario fuera la persona” y de la reforma laboral apuntó: “Tenía más de 40 años que no se le cambiaba una coma”.

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios