Suscríbete

La muerte de Valeria conmocionó a Neza

La niña presentaba huellas de abuso sexual; el chofer fue detenido y luego falleció en prisión

La fiscalía del Edomex informó que la investigación sigue abierta a petición de la familia, tras la muerte del chofer (JUAN MANUEL BARRERA. EL UNIVERSAL)
Nación 16/10/2017 05:02 Astrid Rivera Actualizada 05:16

[email protected]

Una combi Ruta 40 del municipio mexiquense de Nezahualcóyotl fue el último vehículo que Valeria, de 11 años, abordó.

Con el uniforme escolar puesto, viajaba junto a su padre en bicicleta, en la esquina de la calle de Mañanitas y avenida Sor Juana. Según declaraciones del hombre, decidió subir a su hija al transporte público, porque comenzó a llover, pero nunca bajó del vehículo.

Valeria subió a una combi, su padre iba siguiendo la unidad cuando aceleró y no la pudo alcanzar, la menor no bajó en el lugar que le había indicado, por lo que sus familiares iniciaron su búsqueda.

Al día siguiente, el 9 de junio, el cuerpo fue hallado en el asiento del copiloto, su uniforme estaba rasgado y la menor presentaba huellas de abuso sexual; el vehículo estaba en la calle la Zandunga, de la colonia Benito Juárez. En un inicio se detuvo al dueño del vehículo.

La muerte de la menor de edad despertó la indignación de los habitantes, quienes salieron a las calles para exigir el esclarecimiento del crimen; los padres acusaron a la fiscalía del municipio de retrasar la búsqueda de la niña que estaba a días de concluir el último año de primaria; les dijeron “que pudo haberse ido con el novio”. La Fiscalía General de Justicia del Edomex emitió la Alerta Amber casi al mismo tiempo que se halló el cuerpo.

El 10 de junio, elementos de la fiscalía detuvieron a José Octavio “N”, el chofer de la combi que abordó Valeria al momento de su desaparición y se le señaló como presunto agresor. El 12 de junio, el operador de la combi de la Ruta 40 fue ingresado al Centro Preventivo y de Readaptación Social de Nezahualcóyotl.

A las 05:00 horas del pasado 15 de junio se encontró el cadáver de José Octavio “N” colgado con una cuerda usada por los internos para habilitar tendederos en el penal Neza Bordo. En la misma celda se encontraban otros tres internos.

El comisionado de Seguridad del Estado de México, Eduardo Valiente, aseguró: “No se tenían reportes de agresión en contra del chofer dentro del penal”. La fiscalía aseguró que su cadáver no presentaba signos de abuso sexual.

Temas Relacionados
feminicidios DOSSIER SEGURIDAD

Comentarios