Reportan estado de salud crítico de menor por explosión en Tlahuelilpan

José Alfredo Merino Rajme, director del Centro Médico Nacional “20 de noviembre”, unidad médica en la que se encuentra hospitalizado el niño de 12 años, dijo a EL UNIVERSAL que sigue grave “y con altas posibilidades de fallecer”

Tlahuelilpan
Foto: Valente Rosas / EL UNIVERSAL
Nación 23/01/2019 13:47 Perla Miranda Actualizada 13:47
Guardando favorito...

El estado de salud del menor de edad, Francisco Reyes, quien resultó con 90% de quemaduras en su cuerpo tras la explosión en Tlahuelilpan, Hidalgo es crítico por lo que no es candidato para ser trasladado al Hospital de Galveston, Texas.

José Alfredo Merino Rajme, director del Centro Médico Nacional “20 de noviembre”, unidad médica en la que se encuentra hospitalizado el niño de 12 años, dijo a EL UNIVERSAL que sigue grave “y con altas posibilidades de fallecer”.

Reyes Pedraza fue evaluado para ver si podía ser trasladado al Hospital Shriners, pero no resultó candidato. “Tiene 95% de su superficie corporal afectada, por eso no tiene oportunidad de viajar. Nadie puede pronosticar si va a mejorar o no pero hoy se encuentra grave, muy crítico y en alta posibilidad de fallecimiento”, lamentó.

Sobre la atención que reciben los pacientes, Merino Rajme dijo que el Centro Médico Nacional cuenta con una unidad de quemados, pero precisó que quienes presentan un estado crítico, cuando ingresan al hospital, pueden ser tratados en una unidad de terapia intensiva o unidad de quemados de estado crítico porque la prioridad es mantener la vida.

“Lo primero que hay que hacer es dar todo el soporte para que la persona siga viva, es claro que debe haber un grupo especializado en pacientes quemados que incluye cirujanos plásticos, infectólogos, intensivistas y ese grupo hace procedimientos y medidas específicas para los pacientes quemados como evitar que se pierdan extremidades, pero la unidad de quemados realmente sirve para cuando no está en peligro la vida y hay que dar tratamiento a las quemaduras”, señaló.

Hasta el momento, todos los hospitalizados en el ISSSTE siguen en estado crítico por lo que deben tener un soporte avanzado de vida.

“Tienen apoyo de un ventilador, sustancias que mantienen la presión y ritmo cardíaco, algunos tienen soporte renal, aún no hemos llegado a la hora de arreglar la piel porque todavía está en peligro la vida y hay que priorizar: vida, función y estética, en ese orden”, apuntó.

Además de Francisco, en este Centro Médico permanecen internados Tomás Baltazar Pedraza, de 23 años; José Baltazar Estrada, de 35; y Amado Cruz, de 47.

“Todos están muy graves. Los órganos se encuentran en choque, no les llega la sangre adecuadamente, tienen insulto inflamatorio sistémico y eso los pone en vulnerabilidad”, declaró.
Los cuatro lesionados no son derechohabientes del ISSSTE, pero el director del hospital afirma que serán atendidos sin escatimar recursos y sin distinción por instrucciones del director del instituto, Luis Antonio Ramírez Pineda.

“Tenemos la instrucción de dar apoyo irrestricto a las víctimas del accidente y obviamente dar soporte a familiares con alimentos, información y facilidades necesarias para que acompañen a su paciente”, refirió.

Alfredo Merino también resaltó que la atención en el hospital “20 de noviembre” no ha disminuido para los derechohabientes del instituto. “Es importante que la gente sepa que atender a estos pacientes no ha restado esfuerzos ni recursos en la atención de los afiliados al instituto, las cirugías siguen programadas de manera normal al igual que las consultas”, subrayó.

ed

Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios