07 | DIC | 2019
“Renuncia al PRI fue para no tener ninguna atadura”
En la foto: Joel Ayala Almeida, Dirigente de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado. ARCHIVO EL UNIVERSAL

“Renuncia al PRI fue para no tener ninguna atadura”

23/10/2019
04:30
Astrid Rivera
-A +A
Nueva organización tendrá plena libertad, dice; no buscan convertirse en partido político, indica

[email protected]

La nueva organización política que formará la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE) fortalecerá la independencia de la central sindical, pues no tendrá “ataduras” partidistas, afirmó su dirigente Joel Ayala Almeida.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el dirigente de la FSTSE resaltó que desde diciembre del año pasado los representantes de los 82 sindicatos que conforman la federación sindical plantearon la creación de este nuevo organismo, con el cual buscarán fortalecer a las instituciones públicas y defenderá como principales causas mejorar las condiciones laborales de los trabajadores y su acceso a la seguridad social; el líder de los burócratas descartó que esta organización se convierta en un partido político.

Comentó que su renuncia al partido tricolor, tras 40 años de militancia, fue para “no tener ataduras” en la conformación de esta nueva organización política y actuar con “plena libertad”, sin estar sujetos “al compromiso que se daba como militantes del PRI”.

Rechazó que vaya a renunciar a la dirigencia de la FSTSE, la cual ha ocupado durante 21 años, y aseguró que concluirá con el periodo de seis años para el que fue electo en diciembre del año pasado; comentó que su relación con el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador es “institucional y de respeto”.

¿Por qué ahora formar esta nueva organización?

—Quisimos dar el siguiente paso, ser independientes en nuestro compromiso de fortalecer a las instituciones públicas y eso nos permite no estar atados a ningún partido político, en este caso, al que yo milité por mucho años [PRI] y le doy todo el reconocimiento por todas las oportunidades que tuve como militante, haber sido tres veces diputado federal y dos veces senador. Entonces dimos el segundo paso como organización plural , para actuar de manera independiente, libre y democrática.

¿Considera que el PRI ha cambiado su misión?

—Soy muy respetuoso de cada partido, de cada organización y persona, de sus decisiones de continuar o no continuar en el partido que ha militado, es muy independiente; aquí lo que nos mueve es lo que han propuesto las organizaciones que integran la FSTSE, de fortalecimiento a las instituciones, de la plena libertad, la independencia del contenido principal de los agremiados a la FSTSE.

¿Esta organización se convertirá en un partido político?

—No hay esta pretensión, no me adelanto a ningún otro espacio, porque sería especulación y no me presto a ninguna sobre el futuro. Para formar esta organización política nacional teníamos que ser independientes, no tener militancia alguna, porque sería una contradicción seguir perteneciendo al PRI.

¿Por qué crear justo ahora esta organización? ¿A qué se debe?

—Se había considerado la idea desde el Congreso de la FSTSE que tuvimos en diciembre pasado y se determinó que lo haríamos en tiempo y forma, y hoy es el tiempo y la forma, por las situaciones que vive el país.

La idea nació de los 82 sindicatos que forman la FSTSE y cuenta con todo su apoyo.

¿Qué causas sociales defenderá la organización?

—Fundamentalmente la seguridad social integral de quienes conformen esta organización, es evidente que estamos muy distantes en algo que discrimina, divide, lesiona a quienes hoy en día, que son millones de mexicanos, no están protegidos por la seguridad social en el ISSSTE, IMSS ni en otra institución; el derecho a la salud, a la vivienda, a la pensión, serán las causas que reivindicaremos.

Con la renuncia de Romero Deschamps se especulaba que otros líderes sindicales también renunciarían, ¿es su caso?

—He tenido una relación muy institucional tanto con la Secretaría de Gobernación, con Hacienda, en ningún momento ha habido una situación de dejar la dirigencia, es un mentir categóricamente, no hay tema. Es muy distinto el gremio de los trabajadores petroleros al de los trabajadores al servicio del Estado. No hay una situación ligada a la que pasó en el sindicato petrolero.

¿Se mantiene en su periodo de seis años?

—Sí, desde luego, con un periodo apegado a la nueva ley laboral, que determina el voto directo, libre y secreto.

¿Cómo ha sido la relación con el actual gobierno?

—Hay un respeto a la autonomía sindical de los trabajadores de base que representa la FSTSE, con sus 82 sindicatos, y una prueba fehaciente es haber logrado una revisión que conllevó un incremento salarial en dos tabuladores: el de los administrativos y el de la rama médica, se logró un aumento de dos puntos sobre la inflación; hay una relación de respeto y de coordinación, una relación institucional de mutuo respeto.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios