Proceso electoral será difícil sin López Obrador: Morena

Ganar comicios en 2021 podría complicarse, admiten militantes

Proceso electoral será difícil sin López Obrador: Morena
Durante la celebración virtual del segundo aniversario de la victoria de Morena, Mario Delgado pidió acelerar el proceso para elegir a la dirigencia. TOMADA DE VIDEO
Nación 06/07/2020 04:07 Carina García Actualizada 04:24

La cúpula de Morena admitió que en 2021, sin el presidente Andrés Manuel López Obrador como dirigente ni como candidato en la boleta electoral, tendrá una tarea más pesada y será más difícil ganar la mayoría legislativa, 15 gubernaturas y 30 congresos estatales.

Será “una tarea que nos resultará más pesada porque no estará (...) el nombre de Andrés Manuel López Obrador (…) Nadie tiene asegurada la victoria. No lancemos las campanas al vuelo”, demandó el líder de los senadores de Morena, Ricardo Monreal Ávila.

Aseguró que el Presidente tiene “sano distanciamiento” con su partido, ya que no es su líder y no tendrá de él recursos públicos ni programas sociales.

En un mitin virtual para conmemorar dos años de la victoria del 1 de julio de 2018, y en el que participaron morenistas de todo el país, el coordinador de los diputados federales, Mario Delgado, admitió que “la batalla de 2021 no va a ser sencilla”.

“El vacío que nos deja Andrés Manuel como dirigente partidista es tan grande que nadie lo puede llenar por sí solo, lo tenemos que hacer entre todos”, mencionó.

Por ello, pidió que “no descalifiquemos a uno, no excluyamos a otro, que no haya trampas, nos comprometimos a regenerar la vida pública de nuestro país”.

Delgado Carrillo expuso que aun sin López Obrador como líder del partido, como Presidente es un gran activo, pero urgió a trabajar para definir a la dirigencia que organizará a Morena: “Vámonos para delante, vamos a decirle a nuestro Presidente que tiene mucho partido. Es importante ya que Morena deje los tribunales y nos pongamos a organizar a la gente”, subrayó.

En el evento, tanto Monreal como Delgado demandaron unidad al dirigente Alfonso Ramírez. No participó la secretaria general, Yeidkol Polevnsky, quien fue denunciada por presuntas irregularidades en las finanzas partidarias.

La estrategia

Monreal Ávila delineó su dodecálogo a aplicar “si queremos sobrevivir como alternativa viable” y propuso que se elijan vía encuesta a líderes y candidatos.

Hay quienes ganaron por Morena y “han sido cooptados por los viejos vicios y prácticas”, por lo que, dijo, deberán tener más cuidado para 2021 y “no alimentar las ambiciones de aquellos grupos que buscan impedir un cambio”.

Pidió “recuperar a quienes, habiéndonos acompañado en el proceso de 2018, ahora muestran vacilación o decepción”.

Indicó que no se puede excluir a militantes y simpatizantes “ni actuar de manera sectaria” y señaló como uno de los puntos débiles es la ausencia de una estructura de representación.

Ramírez Cuéllar dijo que las candidaturas deberán ser cuidadas y que el poder del dinero o la fama efímera no las definirán: “Morena no va a ser una máquina fría que tenga como propósito que alguien llegue a ocupar un puesto”.

Comentarios