Priorizarán defensa de mexicanos y agenda 2030

Ratifica Senado a De la Fuente y Bárcena en ONU y embajada de EU; en comparecencia, piden estrechar diálogo con Cámara Alta

Priorizarán defensa de mexicanos y agenda 2030
Juan Ramón de la Fuente (segundo de izq. a der.) dijo que para el nuevo gobierno se presenta la tarea de generar una verdadera cultura de derechos humanos, que empiece en la educación inicial. (VALENTE ROSAS. EL UNIVERSAL)
Nación 21/12/2018 02:12 Juan Arvizu y Suzzete Alcántara Actualizada 03:20

[email protected]

El Senado ratificó en comisiones las designaciones estratégicas en política exterior de Martha Elena Bárcena Coqui, en Estados Unidos, y de Juan Ramón de la Fuente Ramírez, ante la ONU, luego de comparecer en comisiones, donde ambos pidieron estrechar el diálogo y cooperación con la Cámara Alta.

Bárcena Coqui y De la Fuente Ramírez —quienes al cierre de esta edición esperaban rendir protesta ante el pleno del Senado— presentaron sus programas de trabajo y en sus exposiciones remarcaron el objetivo de alcanzar mayores beneficios para México de las relaciones con el vecino del Norte, así como en la interacción con las agencias de Naciones Unidas.

Las trayectorias de ambos fueron destacadas por senadoras y senadores de las fuerzas políticas, que expresaron satisfacción por la experiencia en el servicio exterior de la embajadora Bárcena y el alto perfil internacional alcanzado por De la Fuente.

Martha Elena Bárcena Coqui, con 40 años de experiencia en el servicio exterior, es la primera mujer embajadora de México en Estados Unidos, donde representará la política migratoria de Andrés Manuel López Obrador, que se basa en derechos humanos y desarrollo.

Expuso que, en contraparte, la política migratoria estadounidense es “cada vez más restrictiva” y su sociedad tiene sectores conservadores activos con una propaganda “racista y antimexicana” que se propone combatir. Sostuvo que “la migración no puede ni debe ser criminalizada”.

“Se podrá abrir un diálogo con las diferentes autoridades y actores de la sociedad americana en materia de migración, y este diálogo tendrá que estar basado en las nuevas realidades”.

La embajadora Bárcena ratificó que “México no está interesado en negociar un acuerdo de tercer país seguro”, un concepto que traslada fuera del territorio estadouninse acciones de la política migratoria de ese país.

En relación con el tratado comercial de México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), la embajadora designada para Washington dijo que dicho documento “se someterá a los poderes legislativos de los tres países, pensamos, en febrero próximo”.

Para lograr la ratificación, “los escenarios no son fáciles, pero esperamos que se puedan concluir antes del periodo vacacional de agosto del Congreso de Estados Unidos”.

En su comparecencia, Juan Ramón de la Fuente Ramírez dijo que como representante de México ante la ONU dará seguimiento a la Agenda 2030 para el desarrollo sustentable y que tiene en sus finalidades el fin de la pobreza, la lucha contra la desigualdad, la injusticia y frenar el cambio climático.

Son 17 objetivos los de esta agenda, que será el eje de la coordinación que establezca el gobierno de México con el sistema de las Naciones Unidas.

Será una forma de aprovechar nuestra relación con la ONU, dijo, y en 2019, el foro político al que se han convocado jefes de Estado será gran oportunidad para que México exponga “los alcances y dimensiones reales de la Cuarta Transformación y del cambio que se está dando en el país”.

De la Fuente se refirió a la participación de México en el tema sensible de mantenimiento de la paz, sin que, dijo, signifique enviar a nadie a lugares de confrontación. Consideró que puede ser útil para que miembros de las Fuerzas Armadas salgan a aprender sobre la organización de operativos con ese propósito.

Refirió que el presidente López Obrador quiere imprimir una orientación distinta a las Fuerzas Armadas, y hacia este objetivo puede aportar el aprendizaje de la organización de operativos para mantener la paz.

Una de las materias en las que se ocupa el sistema de las Naciones Unidas es el de las drogas y por el cual pasa cualquier esfuerzo de pacificación.

Respecto a los derechos humanos, De la Fuente expuso: “No nos ha ido bien en los últimos años”, y reconoció que “es serio el rezago”.

Explicó que para el nuevo gobierno se presenta la tarea de generar una verdadera cultura de derechos humanos, que empiece en la educación inicial. Dio cuenta de la candidatura de México para ocupar un lugar en el Consejo de Seguridad de la ONU, que presenta la posibilidad de que ésta sea la quinta vez que el país sea integrante de dicho órgano.

Comentarios