17 | AGO | 2019
San Lázaro frena invasión de aviadores
Además de suspender la creación de nuevas plazas, el área de Recursos Humanos de San Lázaro detalló que los diputados ya no contarán con seguro de gastos médicos mayores. Archivo El Universal

Ponen candados a plazas de aviadores en San Lázaro

08/04/2019
02:39
Horacio Jiménez y Alejandra Canchola
-A +A
Con el fin de evitar irregularidades en las contrataciones, Recursos Humanos suspendió la creación de nuevas plazas y estableció la reducción de tiempo extra entre los empleados

Para evitar que vuelva a haber cinco mil aviadores en la Cámara de Diputados, el área de recursos humanos del Palacio Legislativo de San Lázaro suspendió la creación de nuevas plazas dentro de los grupos parlamentarios, órganos de gobierno y de apoyo legislativo. Las que se lleguen a crear se tendrán que justificar y ser autorizadas por la Junta de Coordinación Política (Jucopo) o el Comité de Administración.

“Se suspende la creación de plazas, salvo los casos que se justifiquen y sean autorizados por la Junta de Coordinación Política o el Comité de Administración”, detalla un oficio que se entregó en cada una de las bancadas y está fechado el pasado 22 de marzo.

En este documento, del cual EL UNIVERSAL posee una copia, se limita la contratación del personal solamente para 2019 y estas plazas deberán sujetarse al techo presupuestal; asimismo, se reduce el tiempo extra de los empleados: tendrá que haber una autorización para que los trabajadores dejen de checar entradas y salidas a través del registro biométrico; además, se les notificó a los diputados que ya no contarán con el seguro de gastos médicos mayores, el de separación individualizada ni el pago único de productividad, así como los vales mensuales de despensa.

De acuerdo con información obtenida por EL UNIVERSAL, no existe creación de plazas en el resto de las unidades que conforman la estructura administrativa de la Cámara de Diputados, es decir, en direcciones generales, centros de estudio que dependen de la Secretaría General y las secretarías de Servicios Parlamentarios y Administrativos y Financieros. Esta disposición aplica para todas las áreas de la Cámara Baja.

Esto aplica para todas las plazas: puestos de base, operativos de confianza, y de los cargos de mandos medios, superiores y homólogos especializados y de apoyo.

Contratos limitados

También se ordena que las plazas homólogas a mandos vacantes, adscritas a las secretarías General, de Servicios Parlamentarios y de Servicios Administrativos y Financieros, sólo podrán ser ocupadas para el ejercicio 2019 y tendrán que ser previamente justificadas, por lo que se tendrán que abstener de hacer compromisos laborales hasta que no haya un dictamen favorable.

Se limitará el salario de los contratos de honorarios de prestadores de servicios profesionales.

“Las plazas homólogas a mando vacantes, adscritas a las Secretarías General, Servicios Parlamentarios y de Servicios Administrativos y Financieros, sólo podrán ser ocupadas durante el ejercicio 2019, previa justificación de los titulares de las secretarías y autorización de la Junta de Coordinación Política o el Comité de Administración, por lo que las áreas deberán de abstenerse de compromisos laborales hasta en tanto no se cuente con el dictamen favorable para su ocupación”, describe el segundo punto del memorándum.

EL UNIVERSAL publicó en enero pasado que las distintas fracciones parlamentarias de la Cámara de Diputados eliminaron casi tres mil plazas de diferentes categorías en su tabulador de la estructura administrativa del Palacio Legislativo de San Lázaro, porque no cumplían con su función: “parecían aviadores y eran poco productivos”, de acuerdo con el presidente del Comité de Administración, Ignacio Mier (Morena).

Además, en la entrega de la revisión de la Cuenta Pública 2017, la Auditoría Superior de la Federación detectó que en el ejercicio 2017, en la anterior Legislatura (63), se contrató a casi cinco mil empleados, bajo el régimen de honorarios, que no pudieron entregar sus contratos ni la respectiva comprobación de sus tareas que realizaban dentro del Palacio Legislativo de San Lázaro.

Reducen tiempo extra

En el documento de dos hojas, recursos humanos de la Cámara de Diputados también precisa que se deberá “reducir” el tiempo extraordinario, sin detrimento de las actividades de las distintas áreas de la Cámara de Diputados, y su aplicación también se tendrá que justificar previamente.

“Se deberá reducir el tiempo extraordinario, sin detrimento de las actividades sustantivas de las áreas de la Cámara de Diputados, su aplicación se tendrá que justificar plenamente; se privilegiará el pago durante los periodos de sesiones y se restringirá durante los periodos de receso.

“El personal con horario especial no será sujeto de pago extraordinario”, establecen los puntos cuarto y quinto del documento”.

De acuerdo con información obtenida por EL UNIVERSAL, el tiempo extraordinario es igual al “tiempo extra” y es la prolongación de la jornada ordinaria de trabajo, originada por circunstancias especiales o imprevistas, según el artículo 98 de los Lineamientos para la Administración y Control de los Recursos Humanos de la Cámara de Diputados.

El “tiempo extra” procederá en el caso del personal de base y de confianza que realiza labores de tipo operativo en la Cámara de Diputados.

Se pretende limitar los altos salarios que tuvieron algunos funcionarios de la Cámara de Diputados en pasadas Legislaturas: “los contratos de honorarios de prestadores de servicios profesionales asimilados a salarios deberán sujetarse al techo presupuestal autorizado notificado por esta Dirección General”, describe el documento circulado a los diputados y todas las áreas de San Lázaro.

Checadores

Otro de los puntos describe que solamente, de manera excepcional, cada una de las instancias podrían pedir, y por necesidades de servicio, la exención del registro biométrico (checador con lector de huella digital) para el personal operativo, de mando y homólogo, señalando las causas que motivan el requerimiento.

En caso de ser autorizada esa exención, quedará bajo la responsabilidad de cada área el verificar la asistencia de personal y llevar un control para reportar cualquier incidencia.

Se eliminará el pago único por productividad señalado en el punto 4.2.2 de prestaciones económicas, inciso V del Manual que Regula las Remuneraciones para los Diputados Federales y Servidores Públicos de Mando de la Cámara de Diputados, así como los vales mensuales de despensa, el seguro de gastos médicos mayores y el de separación individualizada.

Este oficio fue enviado también a la Junta de Coordinación Política, a la Mesa Directiva, al Comité de Administración, a la Secretaría General, al secretario de Servicios Parlamentarios, al secretario de Servicios Administrativos y Financieros, al contralor interno, a los directores generales y a todos los coordinadores parlamentarios, así como a las distintas áreas administrativas y al propio sindicato de la Cámara de Diputados.

El oficio recuerda que el pasado 28 de febrero del 2019 se publicó en el Diario Oficial de la Federación el acuerdo de la Junta de Coordinación Política por el que se autorizaron los Lineamientos de Racionalidad, Contención, Austeridad y Transparencia Presupuestal para la gestión legislativa de la Cámara de Diputados para el ejercicio 2019.

Esos lineamientos tienen por objeto “establecer las disposiciones que permitan regular el ejercicio racional y eficiente del gasto y establecer una disciplina presupuestal sin afectar el cumplimiento de los objetivos y metas de la Cámara de Diputados”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios