SME se deslinda de disidentes que protestan frente a Palacio Nacional

El Sindicato Mexicano de Electricistas enfatizó que ninguno de sus miembros en activo participa en la huelga de hambre, por lo que se deslindó del grupo dirigido por Ramón Ramírez

El Sindicato Mexicano de Electricistas enfatizó que ninguno de sus miembros en activo participa en la huelga de hambre, por lo que se deslindó del grupo dirigido por Ramón Ramírez
Foto: especial
Nación 03/10/2019 21:42 Astrid Rivera México Actualizada 22:02
Guardando favorito...

El Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) se deslindó de los trabajadores que iniciaron una huelga de hambre frente a Palacio Nacional.

El sindicato encabezado por Martín Esparza detalló que ese grupo que se manifestó es dirigido por Ramón Ramírez, quien también intentó tomar junto con un grupo de trabajadores las instalaciones de la Secretaría General del SME, ubicadas en Insurgentes Norte, el pasado viernes.

“El discurso de Ramón Ramírez es completamente absurdo. Pretende ocultar el hecho de que él y sus seguidores cobraron su liquidación en octubre y noviembre de 2009 renunciando a la protección del sindicato y violentando los acuerdos de nuestra Asamblea General”, resaltó el sindicato.

La organización sindical añadió que “fuera de todo razonamiento sensato, ahora pretende culpar a la dirección del SME de todos sus males, esgrimiendo un violento discurso de odio en contra de los trabajadores que resistieron durante casi diez años, por la vía jurídica y la protesta social, los efectos nefastos del decreto de extinción de LyFC de Felipe Calderón”.

El SME detalló que Ramón Ramírez reapareció, nueve años después de haber cobrado su liquidación, el 2 de enero de 2019 junto con 70 supuestos miembros del sindicato, afuera de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) buscando atención a sus demandas.

“Sus demandas mutan y se incrementan de un día para otro. Va de una a otra dependencia generando conflicto tras conflicto. Sus acciones violentas y discursos incendiarios obedecen a su desesperada intención de forzar una respuesta favorable a sus peticiones por parte de las autoridades”, apuntó.

El sindicato enfatizó que ninguno de sus miembros en activo participa en la huelga de hambre, por lo que se deslindó de Ramón Ramírez y de sus actos de provocación.

“Cuando nosotros recurrimos a esta forma de lucha en forma masiva en el año de 2010 lo hicimos en forma colectiva por acuerdo de Asamblea General y con el respaldo jurídico de las demandas legales a las que el grupo de liquidados renunció al inicio del conflicto. Decenas de compañeros nuestros permanecieron en huelga hambre por más de dos meses”, recordó.
 

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal

Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes

Al registrarme acepto los términos y condiciones