Pacto de impunidad se acabará: Anaya

Toma protesta como candidato a la Presidencia de la República; dice que el país no necesita de un “mesía s”, sino de las leyes e instituciones
Al Auditorio Nacional acudieron militantes de las tres fuerzas políticas (PAN-PRD_MC) que respaldan a Ricardo Anaya. (FOTOS: GERMÁN ESPINOSA. EL UNIVERSAL)
19/02/2018
03:00
Suzzete Alcántara y Alberto Morales
-A +A

[email protected]

Ricardo Anaya Cortés aseguró que de llegar a la Presidencia de la República, va a terminar con el pacto de impunidad, “no va a haber venganza”, pero si justicia, “el que la hizo la va a pagar”, y afirmó que combatirá el crimen organizado y la corrupción, empezando por el escritorio de los políticos corruptos.

Esos políticos corruptos dijo, que coludidos con los contratistas “saquean” el erario y se “enriquecen” en la misma medida en la que empobrecen al pueblo, pues la corrupción asentó, no se combate con personalismos “voluntaristas”, sino con cambios legales e institucionales, pero sobre todo, con una auténtica voluntad para acabar con la corrupción.

Al tomar protesta como candidato presidencial de la coalición Por México al Frente, conformada por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano (MC), Anaya Cortés agregó que México no necesita un “mesías” con ínfulas de perdona vidas, sino la aplicación inequívoca de la ley.

“Ni de un gobierno insensible, que ha llevado a México a perder la “dignidad y vergüenza, como el PRI, que por la corrupción de una obra mal planeada como el socavón de Cuernavaca, acabó con la vida de dos mexicanos, y no suficiente con ello, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, ahora está buscando fuero detrás de una candidatura por el Revolucionario Institucional”, expresó.

Desde el escenario del Auditorio Nacional, el panista señaló tener la firme convicción de combatir a lo que llamó los tres tumores cancerosos que “agobian” al país: la corrupción, la violencia y la desigualdad.

Adelantó que si bien no cancelará la construcción del nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, tampoco permitirá que de éste se convierta en un “negocio más” donde la corrupción impere al amparo del poder.

“Vamos a aplicar los parámetros internacionales más elevados en materia de transparencia y rendición de cuentas”, apuntó.

En seguridad, Anaya Cortés indicó que cambiará la estrategia en la materia porque la que se viene desarrollando en los últimos sexenios “no funciona”, pues no es con más fuerza policial como se debe combatir, sino con inteligencia y con un respeto legítimo de los derechos humanos.

“Además de la urgencia de reconstruir el tejido social corroido por la delincuencia organizada, a fin de darle a los jóvenes prosperidad y desarrollo, y de atender la necesidad demandante de la sociedad de recuperar la seguridad, para que las familias mexicanas vivan en paz”, detalló.

Anaya estuvo acompañado por las dirigencias nacionales de los tres partidos, de 15 de los 16 gobernadores que suman el PAN y PRD, entre ellos el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, y el de Chihuahua, Javier Corral.

El ex dirigente del blanquiazul también se refirió a su propuesta económica. Dijo que está compuesta por tres premisas: un crecimiento sostenido a base de ser más competitivos y atractivos a la inversión, para que a su vez se invierta en educación, salud e infraestructura; un ingreso básico universal, financiado de manera responsable y sin recurrir al endeudamiento, así como, un aumento progresivo al salario mínimo, con empleos mejor remunerados.

Sobre política exterior, argumentó que “nunca más” México se volverá a poner “de tapete” frente al gobierno de Estados Unidos, como ha ocurrido con el gobierno federal emanado del PRI, pues si bien entiende la preocupación del país vecino por la migración indocumentada, “eso no justifica la construcción de un muro”.

“Porque a nosotros nos preocupa la violencia provocada tanto por el tráfico de armas de Estados Unidos a México, como por la demanda de drogas en Estados Unidos. La relación será de respeto, pero que nadie se confunda, nosotros sí vamos a defender la soberanía de nuestro país y los intereses de los mexicanos”, exclamó el queretano.

Con un Auditorio Nacional repleto por la militancia panista, amarilla y naranja de diversos estados de la República, y de cara a su familia, Anaya reiteró que a él “no le va a temblar la mano” para acabar con la impunidad, ni para tener miramentos con el crimen organizado, pues, aseguró, lo enfrentará con todo el valor requerido.

Porque además, garantizó, ningún niño o joven en el país se quedará sin la oportunidad de estudiar por la falta de recursos económicos, “los tenemos que asegurar a todos”.

Dijo que su gobierno no se va a conformar con una sociedad desigual e injusta ni administrada con la mediocridad, sino que pondrá toda su voluntad política para que los mexicanos vivan con absoluta dignidad, luego de que la coalición que encabeza dejó al PRI en un tercer lugar.

Asumió que la contienda electoral es “cerrada”; sin embargo, la tendencia hasta ahora muestra que su campaña es por mucho la que más ha crecido, de ahí que deberán contrarrestar las ideas antiguas de quien le dicen: “Ya saben quién”, en alusión a Andrés Manuel López Obrador, que no entiende que la tecnología es la herramienta para erradicar la pobreza, mejorar la calidad educativa e incrementar la economía.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS