X

“No veo cobro de facturas al partido en 2021”

Dice que Morena está listo para ganar las 15 gubernaturas y Cámara Baja; López Obrador enfrenta crisis de Covid-19 con calidez, asegura

Morena va por todo en 2021; “oposición es irrelevante”: Ramírez Cuéllar
Alfonso Ramírez Cuéllar, dirigente nacional de Morena. Fotos: BERENICE FREGOSO. EL UNIVERSAL
Nación 19/06/2020 02:37 Ariadna García Actualizada 05:24
Guardando favorito...

Al sostener que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ha enfrentado la crisis sanitaria del Covid-19 con calidez, Alfonso Ramírez Cuéllar, líder nacional de Morena, dice que no cree en un cobro de facturas a su partido debido al desempleo, la inseguridad y la mala economía, entre otros, porque son desgastes naturales, asegura.

En entrevista con EL UNIVERSAL, afirma que su partido está listo para ganar las 15 gubernaturas en disputa en 2021; la mayoría en los Congresos locales y mantener la mejor posición en la Cámara de Diputados, todo ello, porque en México la oposición actual es irrelevante.

Enfatiza que la actitud de algunos gobernadores en mucho está dominada por “el sentimiento de revancha electoral”. Acepta que quizá en algunas observaciones tengan razón, porque sí hace falta que en el futuro inmediato se discuta nuevamente el pacto fiscal.

“Pero debe haber una corresponsabilidad, porque los niveles de aportación y de recaudación de los estados y los municipios es de los más bajos incluso de América Latina. Entonces, no tiene sentido discutir la reforma del pacto fiscal cuando lo único que se va a hacer es distribuir la precariedad y la pobreza de las finanzas públicas”, opina.

También lee: Arman frente de defensa para AMLO

El diputado con licencia y con tres meses al frente de Morena presume que “el partido tiene dos grandes activos: una militancia entregada y un Presidente de la República con muchísima estatura para generar confianza en la población” y ratifica que el instituto político debe mantener la mayoría en el Congreso federal para continuar con la transformación del país.

alfonso_ramirez_morena_114309648.jpg

¿Cuál es la agenda en las Cámaras de Diputados y Senadores?

—Yo creo que las prioridades han sido precisas, muy señaladas, una de ellas ha sido esta modificación en materia de Ley de Disciplina Financiera. Voy a presentar mis cinco puntos de reforma constitucional. Quiero que haya cambios en los artículos 4 y 25 de la Constitución para que quede establecido el estado de bienestar con sus cuatro grandes sistemas universales de protección: en materia de salud, educación, renta básica, seguro de desempleo.

Quiero hacer la reforma del artículo 26 para que el Inegi tenga la capacidad de medir las grandes fortunas, y a partir de ahí se vean los umbrales que nos lleven a la reforma del artículo 31 de la Constitución, ya que se busca, cuando menos en mi opinión, que se establezca la progresividad fiscal, es decir, que los que más tienen, más paguen.

Estoy interesado, es parte del paquete de propuestas que he presentado, en tener un consejo fiscal autónomo, con las mismas características de la Auditoría Superior de la Federación, es un órgano dependiente del Congreso, y algo que para mi es fundamental es el fortalecimiento de los organismos antimonopólicos, principalmente la Comisión Federal de Competencia, y quisiera darle facultades para que pudiera presentar recursos de inconstitucionalidad. Estos son puntos de vista personales, iniciativas que, apenas que se reanude todo, vamos a presentar.

¿Ya todo está palomeado por el Ejecutivo federal?

—Hay muchísimos debates, yo creo que la actitud de Ricardo Monreal y de Mario Delgado ha sido muy profesional, de gran apertura, se han intensificado los diálogos a través del parlamento abierto. No se ha hecho uso de mayoría arrolladora, sino que se consulta a todas las bancadas y a los distintos sectores económicos.

También lee: Oposición pide debate del federalismo; Morena acusa fines de corrupción

Si hay diálogo, ¿por qué anunciar iniciativas y luego retirar?

—Él [Monreal Ávila] ha presentado, a título personal, esta iniciativa [para unificar tres órganos autónomos], tiene todo el derecho a retirarla si así lo considera, pero creo que el debate en torno a cómo fortalecemos la lucha contra las prácticas monopólicas es una batalla de gran actualidad. Cómo le hacemos para fortalecer a la Comisión Federal de Competencia Económica, al Instituto de Telecomunicaciones, padecemos todavía prácticas monopólicas y oligopólicas.

Creo que la propuesta de Monreal Ávila tiene el mérito de volver a abrir el debate, ojalá continúe, pero en el sentido del fortalecer la lucha contra los monopolios en el país.

¿Considera que a 18 meses de que Morena obtuvo el poder en el país, se han logrado cambios?

—Lo más importante es lograr una estabilidad política y social.

¿Estabilidad política cuando gobernadores se rebelan?

—Yo creo que la actitud de los gobernadores, en mucho, están con el sentimiento de revancha electoral, quizá en algunas observaciones tengan puntos de razón, porque sí nos hace falta que en un futuro inmediato volvamos a discutir el pacto fiscal, pero debe haber una corresponsabilidad, ya que los niveles de aportación y de recaudación de los estados y municipios es de los más bajos incluso de América Latina. Entonces, no tiene sentido discutir la reforma del pacto fiscal cuando lo único que se va a hacer es distribuir la precariedad y la pobreza de las finanzas públicas.

¿Cree en la existencia del Bloque Opositor Amplio (BOA)?

—Yo sólo tendría dos preocupaciones: que pudiera crecer esa obsesión porque participaran organismos y agencias extranjeras en procesos internos, para mí eso sí es peligroso, es condenable porque violenta la Constitución y nuestras leyes electorales, y porque el Presidente nunca ha tenido la menor intención de influir en los resultados políticos o electorales de algún país.

También lee: Conflicto en Morena escala al área penal

Algo que también requiere muchísimo cuidado es que los órganos electorales, magistrados, tribunales e institutos guarden una actitud, tal y como lo manda nuestra Carta Magna y la legislación, de imparcialidad, profesionalismo y certeza. Creo que si no violentamos esas dos cosas, todo lo demás es natural.

¿Cree en el INE?

—Yo sí creo en el INE, creo en el tribunal, en los esfuerzos por lograr su autonomía, independencia y profesionalismo, son esfuerzos constantes. Tiene fallas, limitaciones, podemos tener divergencias, pero la convicción es que tanto el tribunal electoral, como los órganos de impartición de justicia en las entidades y los institutos electorales, la convicción que tenemos es que deben ser fortalecidos, se les debe exigir mayor independencia, profesionalismo, creo que es una lucha permanente.

¿Se ha sentado a dialogar con el presidente López Obrador?

—Tenemos un acuerdo de que es mejor tener la convicción que él ha expresado y que todos compartimos en el sentido de que Morena no puede ser un partido de Estado.

¿No un partido de Estado, pero sí mayoritean a favor de las iniciativas del Presidente?

—No, simple y sencillamente hay una mayoría que apoya al Presidente, eso es normal, se modifican incluso las iniciativas que manda el Ejecutivo. Son proyectos que expresan lo que prometimos en campaña.

También lee: A Morena se le había secado el cerebro: Ramírez Cuéllar

¿Está listo Morena para las elecciones de 2021?

—Vamos a ganar las 15 gubernaturas. Estamos en estos momentos con muchas posibilidades de que en los 30 Congresos locales para los cuales habrá elecciones, Morena tenga mayoría. Vamos a ser la fuerza mayoritaria en la Cámara de Diputados, creo que estamos trabajando en nuestras proyecciones para estos meses de 2020 y para 2021.

Puede haber cobro de factura: desempleo, inseguridad, mala economía, entre otros.

—Creo que son los desgastes naturales de cualquier gobierno, la oposición es irrelevante en este país.

¿Cómo quiere dar confianza afuera si dentro del partido tienen conflictos muy visibles?

También lee: Me quieren fuera de Morena: Polevnsky

—Aquí todo se cimbra cuando alguien quiere establecer la institucionalización, a veces unos quieren que no haya reglas, quieren que no haya instituciones. La lambisconería hace mucho daño y se tiene que abrir un debate muy fuerte, y a veces la vemos llena de hipocresía frente al poder.

¿Hay errores en el manejo de la emergencia sanitaria?

—En términos generales, creo que la emergencia sanitaria ha sido enfrentada con mucha calidez, objetividad y gran responsabilidad, sobre todo por cosas muy sencillas, por el enorme humanismo que tienen nuestros funcionarios en las áreas de salud pública, gente comprometida, y el enorme humanismo del presidente López Obrador. Tenemos gobiernos excelentes con gran responsabilidad, profesionalismo, como el de Claudia Sheinbaum.

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal
Las Indispensables

Termina tu día bien informado con las notas más relevantes con este newsletter

Al registrarme acepto los términos y condiciones