Foto. Henry Romero/REUTERS

Eduardo Medina Mora, empresario a la par de ser funcionario

05/10/2019
01:55
Susana Zavala
-A +A
Mientras ocupaba cargos del sector público, comenzó su faceta de negocios

[email protected]

Read in English
 

A la par de su ejercicio como funcionario, Eduardo Medina Mora también fue construyendo una faceta como empresario.

A través de negocios relacionados con la industria de productos químicos, la actividad agrícola y forestal, así como la incursión en el ramo de la informática, el aún ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) era accionista y miembro del consejo de administración en cuando menos tres sociedades mercantiles.

Promotora Agroindustrial y Florícola, S.A., de C.V., y Polímeros Aztlán, S.A., de C.V., son dos de los negocios establecidos en el estado de Querétaro en la que Medina Mora aparece como socio fundador, mientras que en Compusoluciones, S.A., de C.V., inscrita en el registro público de Jalisco, forma parte de los directivos.

En junio pasado, el columnista de EL UNIVERSAL Salvador García Soto dio a conocer que el ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) cuenta con varios negocios establecidos entre socios y familiares, mismos que habrían sido utilizados como puente para recibir transferencias millonarias desde el extranjero.

El Gran Diario de México tuvo acceso a los registros públicos de comercio de las tres sociedades mercantiles señaladas en la columna del periodista, que revelan que el exprocurador General de la República es accionista y directivo.

Rol como director jurídico. Compusoluciones, S.A., de C.V., fue fundada por el hermano del ministro, José Medina Mora, y sus socios, Raúl Medina Mora Martín del Campo, Fernando Contreras Villaseñor, Eduardo Contreras Reyna, José Ignacio Contreras Montemayor Juárez Badillo.

La empresa tenía el nombre Consultores en Informática y Computación, S.A., de C.V., mediante el número de escritura 30938, otorgada el 25 de junio de 1985 por el licenciado Jaime Martínez Gallardo, notario público 24 de municipalidad de Guadalajara.

Su propósito era elaborar, adaptar, traducir y representar por cualquier medio, por cuenta propia o ajena, toda clase de obras científicas, técnicas, artísticas, literarias y, en especial, programas y sistemas en el ramo de la informática y para el uso de equipos electrónicos de computación y comunicaciones.

En 2001, mediante la escritura 149301 del 30 de marzo de 1992, a Eduardo Medina Mora se le otorgan poderes generales para administrar bienes, entablar pleitos y cobranzas, suscribir títulos de crédito, actos de administración en materia laboral, además de la posibilidad de otorgar y revocar facultades a otros miembros del Consejo.

En una carta enviada a EL UNIVERSAL el pasado 5 de junio, el ministro explicó: [La empresa Compusoluciones y Asociados, S.A., de C.V.] es una empresa familiar en la que mi difunta esposa era accionista y como tal recibió dividendos y realizó transmisión de acciones, cuestiones que fueron debidamente documentadas y reportadas a las autoridades fiscales e incluidas en sus declaraciones como contribuyente”.

En la revisión se constató que la empresa cuenta con decenas de movimientos ante el Registro Público de Comercio del Estado de Jalisco, el último, fechado el 12 de febrero de 2017 —trámite que permite dar a conocer a la autoridad los cambios oficiales que sean dado en la empresa—, y no hay un sólo documento que manifieste expresamente que la cancelación de poderes como director jurídico de Eduardo Medina Mora.

Tampoco hay documento ante esta autoridad que permita conocer sobrela adquisición de acciones de Compusoluciones, S.A., de C.V., por parte de la entonces esposa del ministro; sin embargo, esta empresa se conforma de socios físicos y morales, y la pesquisa sigue.

Empresas en la que también participa. Polímeros Aztlán, S.A, de C.V., es una comercializadora de químicos con amplio margen en su objeto social, pues además está habilitada para prestar servicios técnicos, administrativos y financieros.

También está facultada para la elaboración de estudios destinados a la promoción, ampliación o reestructuración de empresas, así como para actuar como agentes, representantes o comisionistas de personas físicas y morales mexicanas o extranjeras.

Artículo

Renuncia Medina Mora a su cargo como ministro de la Corte

El ministro decidió renunciar en el marco de una investigación por haber recibido transferencias financieras que no corresponden con sus niveles de ingreso reportadas en sus declaraciones patrimoniales
Renuncia Medina Mora a su cargo como ministro de la Corte Renuncia Medina Mora a su cargo como ministro de la Corte

La comercializadora fue constituida en la ciudad de Santiago de Querétaro el 30 de junio de 1988, mediante la escritura 59551. Los socios fundadores fueron los hermanos Julio, Eduardo, Antonio y Alejandro Nasta Icaza, además de Eduardo Medina Mora Icaza.

Julio Nasca fungió como socio mayoritario con 96 de 100 acciones y el resto de los socios tenía una participación cada uno.

Por otra parte, Promotora Agroindustrial y Florícola, S.A., de C.V., fue registrada el 6 de enero de 1993, con la escritura 30139, también en la capital de Querétaro para producir y comercializar productos agrícolas y forestales.

Asimismo para desarrollar actividades industriales, comerciales y de servicios, así como importar y exportar toda clase de productos.

Entre los accionistas fundadores aparecen Roberto Latapi Fox, Ana María Escalante Mier, Javier Escalante Mora, Ángel Montanan (sic) Señor y Alberto Medina Mora Escalante; Eduardo Medina Mora figura como propietario de seis de las 50 acciones de la empresa.

En 1998, la firma modificó su objeto social e incluyó entre sus actividades la explotación del predio agrícola denominado Oasis, ubicado en Apaseo El Alto, Guanajuato, además del aprovechamiento de un pozo de agua.

Promotora Agroindustrial y Florícola, S.A., de C.V., continúa abierta y, según los registros, no hay datos de cambios de apoderados, socios o manifestación de compra-venta de acciones.
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios