Debemos exigirle mucho al nuevo gobierno que no defraude: Encinas

Recordó que el nuevo cargo que desempeñará en la Secretaría de Gobernación conlleva una gran responsabilidad porque está relacionado con casos de violaciones a los derechos humanos
Alejandro Encinas
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL
15/08/2018
17:41
Mariluz Roldán
-A +A

“Hay que celebrar el triunfo, pero no debemos darnos el beneficio de la duda, es importante que asumamos que haber ganado implica dar respuestas concretas”, afirmó Alejandro Encinas, designado subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación en la próxima administración.

En la conferencia “1 de julio de 2018”, que se realizó en la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Encinas afirmó que el triunfo de Andrés Manuel López Obrador se debe al hartazgo de la sociedad con el antiguo régimen, pero también es resultado de la lucha de las fuerzas progresistas.

Destacó que ahora que Morena ganó en el proceso electoral pasado, “debemos de exigirle mucho al nuevo gobierno que no defraude lo que se le ha mandatado en las urnas”.

Indicó que en el país, “el viejo régimen no ha terminado de morir, pero lo nuevo está por construirse”, por lo que añadió que el nuevo gobierno va a entrar “en serio” a temas como el nuevo aeropuerto, la reforma educativa y la Ley de Seguridad Interior.

Recordó que el nuevo cargo que desempeñará en la Secretaría de Gobernación conlleva una gran responsabilidad porque está relacionado con casos de violaciones a los derechos humanos.

Por su lado, Alejandro Álvarez  Bejar, académico de la UNAM, dijo que el mapa político mexicano dio un vuelco profundo el 1 de julio. “El resultado más evidente es que este saldo electoral dejó a los tres grandes partidos en crisis y a dos de los pequeños en la inanición”, refirió.

Indicó que el hartazgo de la sociedad se debe en gran parte de la guerra contra las drogas, que inició el ex presidente Felipe Calderón, que ha llevado a “una colección de brutalidades que nos llevan a decir que méxico vive una crisis humanitaria”.

Afirmó que es una gran victoria la que se vivió en las urnas y que cuenta mucho, pero el movimiento popular va a seguir después de López Obrador, porque el país está en el umbral de una transformación.

Enrique Semo, investigador emérito de la Facultad de Economía, coincidió en que el 1 de julio fue “un día histórico para nosotros, por más de 30 años luchamos por causas perdidas. Por fin llegó la victoria de una izquierda y es algo memorable”.

Recordó que 54% de la población votó por López Obrador, quien ha desarrollado en la práctica ideas que contrastan con todo lo que han planteado los presidentes anteriores
Para contextualizar, mencionó que 15 millones de ciudadanos votaron por Felipe Calderón; 19 millones por Enrique Peña Nieto; y 30 millones por López Obrador.

Encinas dijo que ahora las prioridades deben ser fortalecer el mercado interno, sacar el campo del abandono y de la pobreza, detener la caída en la producción de petróleos y derivados, financiar medidas sin recurrir a deuda pública ni aumento de impuestos, combatir la inseguridad con oportunidades de trabajo y estudio para todos los jóvenes.

Mantente al día con el boletín de El Universal