Auditoría reprueba a Senado en transparencia

Detecta que mil 16 millones 566 mil pesos, 22.7% del presupuesto ejercido, no fueron comprobados
Irregularidades legislativas. La Auditoría Superior de la Federación revisó los más de 4 mil 474 millones de pesos del presupuesto anual ejercido. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
21/02/2018
02:16
Alberto Morales y Misael Zavala
-A +A

[email protected]

El Senado fue reprobado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en materia de transparencia de los recursos que se asignan a los grupos parlamentarios para sus actividades legislativas

El órgano fiscalizador realizó una auditoría financiera a los más de 4 mil 474 millones de pesos del presupuesto anual ejercido, en los que detectó que mil 16 millones 566 mil pesos, 22.7% del presupuesto ejercido, no fueron comprobados con información documental que acredite en que se ejercieron.

En el informe que corresponde a la tercera entrega de resultados de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2016, la autoridad señaló la “limitada transparencia de los recursos que se destinaron a conceptos de “actividades legislativas”, lo que propició que no se proporcionara la documentación que sustenta la aplicación de esos recursos otorgados a través de la partida 39903 Asignaciones a los Grupos Parlamentarios.

“Por tanto, no se contó con la información que permita evaluar la razonabilidad del gasto, o bien, comprobar que los recursos se ejercieron para llevar a cabo los trabajos legislativos”.

No obstante, el Senado de la República presume que de acuerdo con el Inai, es el tercer lugar a nivel nacional entre 826 sujetos obligados que cumple con su “compromiso para garantizar la transparencia, el acceso a la información y la rendición de cuentas”.

De acuerdo con el informe de la ASF, gracias a sus gestiones, de esos mil 16 millones 566 mil pesos logró recuperar 533 millones pesos, es decir, quedan por comprobar 483 millones 653 pesos.

La ASF determinó 13 observaciones, de las cuales 10 fueron solventadas por el Senado antes de la integración de este informe. Las tres restantes generaron tres recomendaciones.

Así se concluye que, en términos generales, la Cámara Alta “no cumplió con las disposiciones legales y normativas aplicables en la materia, entre cuyos aspectos observados destaca que existe una limitada transparencia de los recursos que destinan al concepto de actividades legislativas.

Desde la revisión de la Cuenta Pública 2013, la ASF ha detectado que el Senado ha sido opaco en el manejo de recursos públicos.

En esa revisión, la ASF no pudo opinar del ejercicio de recursos, porque senadores no proporcionaron documentación que a sustente las asignaciones económicas o “subvenciones”.

Mantente al día con el boletín de El Universal