“No hay rebelión de mandatarios contra el Insabi”: Gobernador de Yucatán
Mauricio Vila Dosal. Foto: DIEGO SIMÓN. EL UNIVERSAL

“No hay rebelión de mandatarios contra el Insabi”: Gobernador de Yucatán

22/01/2020
03:17
Horacio Jiménez
-A +A
Diálogo es lo que buscan los gobernadores, asegura; “Queremos trabajar en conjunto, no ser oposición”

El gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal, aseguró que los gobernadores del PAN no están en contra del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) ni hay una rebelión panista, sino que exigen ser escuchados, que se tome en cuenta su experiencia estatal para mejorar y fortalecer esta propuesta, pues si al gobierno federal le va bien a los estados también les va a ir bien.

En entrevista con EL UNIVERSAL, con motivo de su primer Informe de Gobierno, Vila dice que los mandatarios panistas quieren trabajar de la mano con el gobierno federal y le dicen “sí” a la gratuidad y a que los servicios de salud sean permanentes y de calidad, pero exigen conocer las reglas de operación del Insabi y así tener la certeza de cómo va a funcionar.

De visita en la Ciudad de México, dijo que no cree que el proyecto del Insabi sea inviable, pero hay muchas cuestiones que no están definidas y subraya que los gobernadores se verían mal al entregar toda la infraestructura estatal de salud y su presupuesto a algo de lo que no tienen la certeza de cómo va a funcionar.

Promete seguir trabajando con una estrecha coordinación y respeto con el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador y describe al titular del Ejecutivo como una persona que sí escucha y que tiene mucha apertura.

Se cumple un año de gobierno, ¿cómo está Yucatán?

—Yucatán va por buen camino. Hemos iniciado un cambio en la forma de gobernar, hemos iniciado la transformación de Yucatán, tenemos buenos números; aún faltan muchas cosas por hacer. En el tema económico crecemos muy por encima de la media nacional, estamos generando empleos; por ejemplo, cuando entramos éramos el estado 21 en el crecimiento de empleos en el IMSS, hoy somos el sexto.

Tenemos más de 40 mil millones de pesos confirmados en nuevas inversiones que van a estar creando 26 mil empleos en los próximos años; antes a Yucatán llegaban empresas textiles y turísticas, hoy tenemos una diversificación de empresas que le surten a la industria automotriz, aeroespacial, y es bueno porque nos permite tener mejoría en salarios.

El 2019 fue el año en que más turistas en la historia han llegado a Yucatán: 3 millones 200 mil turistas; estamos hablando de que 2.8 millones llegaron por el aeropuerto, nos llegaron casi 500 mil por crucero —para este 2020 tenemos 50 cruceros adicionales, hablamos de 80 o 100 mil cruceristas— y grandes eventos como la Cumbre Mundial de los Premios Nobel de la Paz, que tuvo 30 ganadores de este reconocimiento, y para marzo el Tianguis Turístico.

Yucatán es de los estados más seguros del país...

—Aquí seguimos viviendo en paz, en tranquilidad, estamos en primer lugar en todos los indicadores de seguridad y esto se hace con mucho esfuerzo y con mucha dedicación. Estamos haciendo una inversión muy importante de 2 mil 600 millones de pesos para poder mejorar todavía nuestra seguridad.

Otro tema es mejorar las condiciones de los policías y trabajamos en darles salarios dignos, acceso a salud, vivienda y a todos los hijos de los efectivos darles una beca para que estudien la universidad en cualquier universidad pública o privada que quieran; además, les damos 2 mil 600 pesos bimestrales para sus gastos de transportación y alimentación. Queremos que el día de mañana, cuando alguien le ofrezca algo a los policías, valoren la casa, el servicio médico, la educación de sus hijos y diga “aquí yo no me meto”.

Es decir, pese a que van bien no hay que bajar la guardia...

—Por supuesto. Hemos decidido en Yucatán que no podemos bajar la guardia y que tenemos que estar un paso adelante de la delincuencia. Yo lo que he visto en otros estados es que una vez que se te descompone ya no importa cuánto dinero le metas, no vuelve a ser lo mismo.

¿Es difícil ser un gobernador emanado de un partido de oposición en la 4T?

—Yo estoy acostumbrado, fui presidente municipal del PAN con un gobierno del PRI; hoy soy gobernador del PAN con un gobierno de Morena. En un estado y en un país siempre hay muchísimos problemas, y nadie puede solo, ni un alcalde ni un gobernador ni un Presidente puede solo, y la manera de avanzar más rápido es trabajar de la mano.

Yo he tenido una muy buena coordinación con el gobierno federal. La verdad es que el Presidente nos ha apoyado mucho, es muy sensible con Yucatán, estamos trabajando muy bien en conjunto, hay evidentemente algunos cambios que por supuesto queremos platicar; por ejemplo, el tema del Insabi, en donde nos dan un convenio de adheridos y no adheridos.

Ya nos juntamos los gobernadores del PAN, tenemos una propuesta y lo que queremos es ser escuchados, que se aproveche esta experiencia que tenemos manejando la salud estatal para poder enriquecer el proyecto del gobierno federal. Decimos sí a la gratuidad, sí queremos participar con el gobierno federal, pero lo que queremos tener son las reglas de operación para saber cómo va a funcionar. Es muy complicado entrar a firmar algo que al final no sabes cómo va a terminar funcionando y aquí lo importante es cómo ayudamos al gobierno federal en este anhelo que tiene de tener una salud que sea gratuita, que sea permanente y que sea de calidad, estamos en la mejor disposición.

¿Quieren saber cómo se va a operar el Insabi para que no se venga abajo esta propuesta?

—Efectivamente, lo que queremos y lo que estamos planteando es que mientras se definen las reglas de operación firmemos un convenio de colaboración para seguir trabajando como lo hacemos hasta el día de hoy, que hagamos unas mesas técnicas en las que se incorpore a los estados y podamos enriquecer esta propuesta.

¿Es inviable como se está planteando el Insabi?

—No creo que sea inviable, lo que sí creo es que hay muchas cosas que no están definidas y es difícil llegar a tu estado y decir “oye, voy a entregar todas las instalaciones de salud y el presupuesto de salud”. Si todavía no sé cómo van a estar las reglas de operación, hasta nos veríamos mal en nuestros estados de entregar algo que siempre ha sido estatal, que es un patrimonio del estado, si no tenemos la certeza de cómo va a funcionar. Lo que estamos pidiendo es que nos involucren. Podemos con nuestra experiencia mejorar o fortalecer lo que se está planteando. Al fin y al cabo lo importante es que todos tenemos los mismos objetivos, que son gratuidad, que sea permanente y de calidad.

¿No hay una rebelión del PAN contra el Insabi?

—No, no es una rebelión. Lo que queremos es trabajar de la mano, pero también tener certeza de lo que va a suceder y cómo.

¿El Insabi representa tirar a la basura todos los esfuerzos municipales y estatales que se han hecho en el tema de salud?

—La situación en cada estado es diferente. Hay unos que tienen buenos sistemas de salud y hay otros que no lo tienen tanto. Por ejemplo, yo en Yucatán recibí un sistema de salud muy deficiente que estamos mejorando poco a poco; creo que varía la situación. Lo importante es tener las reglas de operación y luego ir haciendo trajes a la medida.

¿Y lo que se aprobó es un “todo” a nivel nacional?

—Lo que hoy nos están pidiendo es hacer un machote que no se adapta a las necesidades de cada estado, que en algunos estados podría generar problemas y en otros beneficios, lo que queremos es estar seguros de que esto va a funcionar, por eso buscamos ser escuchados.

Hay quien no lo está entendiendo y piensa que sólo es una oposición del PAN...

—Si algo hemos definido los gobernadores del PAN es que nosotros no somos oposición, somos gobernantes al igual que el gobierno federal y lo que queremos es trabajar en conjunto.

¿Ve una buena cosecha para el PAN en 2021?

—La realidad es que de las gubernaturas que están en juego la gran mayoría son donde el PAN, de manera tradicional, ha tenido poca presencia y lo que hay que hacer es un diagnóstico de lo que es posible para 2021, al fin y al cabo son estados del PRI en donde hay que estar cambiando, donde Morena tiene mucha presencia y estados importantes como Querétaro o Baja California Sur, que son donde gobierna el PAN y donde hay muy buenas administraciones, por cierto, y ahí es donde hay las mejores oportunidades.

¿Cómo será la relación de su administración con el gobierno federal para el futuro?

—Va a ser como ha sido desde el principio: de estrecha coordinación, respeto, cada quien en el ámbito de sus facultades, pero nosotros estamos para coadyuvar con los esfuerzos del gobierno federal. Si a éste le va bien a los yucatecos les va a ir bien. Todo mi sexenio será de coordinación, de relación y nosotros estamos para apoyar al Presidente en lo que necesite para apoyar la vida de los yucatecos.

Pero también levantarán la mano cuando no esté haciendo las cosas bien...

—Más que levantar la mano, que se oye como oposición, es el diálogo, y la verdad es que éste sí existe. El Presidente es una persona que sí escucha, que tiene mucha apertura. Cuando lo ves te pide tu opinión y es alguien que construye, y me siento tranquilo de que cuando veamos que haya algo que no va a ser muy bueno para los yucatecos vamos a tocar la puerta y a ser atendidos.

 

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios