23 | AGO | 2019
México arranca plan contra crisis migratoria
El canciller Marcelo Ebrard y el embajador ante la ONU, Juan Ramón de la Fuente, anunciaron el inicio de las operaciones en la frontera sur. SHANNON STAPLETON. REUTERS

México pide a la ONU enviado para migración

20/06/2019
04:42
Víctor Sancho / Corresponsal
-A +A

[email protected]

Nueva York.— El canciller Marcelo Ebrard anunció en la sede de las Naciones Unidas la activación, a partir de hoy, del Plan de Desarrollo Integral de Centroamérica que busca paliar la crisis humanitaria de los migrantes.

El embajador de México ante la ONU, Juan Ramón de la Fuente, explicó que el gobierno planteó además la posibilidad de que el organismo designe un enviado especial que coordine tareas de este plan.

Ambos participaron en una breve reunión con el secretario general de la ONU, António Guterres, quien de acuerdo con De la Fuente recibió con “gran simpatía” la propuesta de designar un enviado especial.

Se le comunicó a Guterres el inicio de las acciones del plan creado junto con la Conferencia Económica para América Latina (Cepal) con un acto que tendrá lugar hoy en Tapachula, Chiapas, y al que asisten el presidente Andrés Manuel López Obrador y su homólogo salvadoreño Nayib Bukele.

De la Fuente indicó que ahora “se hace conveniente considerar la posibilidad de que haya un representante o enviado especial que ayude en las tareas de coordinación en el terreno”, pero no en las acciones del Estado mexicano.

“[En el plan de la Cepal] participan más de 14 agencias de ONU y por eso es importante tener al más alto nivel de Naciones Unidas la información de su aplicación y la presencia de muy diversas maneras de la secretaría general y de los órganos de gobierno”, dijo Ebrard.

El canciller no quiso dar detalles del proyecto ni los recursos de esta primera acción del plan, algo que revelará hoy López Obrador.

Sólo dijo que no se está pidiendo la presencia de la ONU en la frontera, “debe ser responsabilidad de cada país”, apuntó, y que empezará con “varios millones de dólares” de fondos mexicanos. El proyecto, detalló, cuenta con el apoyo explícito de España y Alemania a la espera de que se sumen más naciones.

“México va a lanzar una iniciativa de este tamaño con sus recursos”, destacó Ebrard, quien explicó que se busca “demostrar que la tesis que manejamos, que las personas no tengan que migrar por condiciones extremas de pobreza o inseguridad, se puede hacer”, dijo.

De la Fuente subrayó que la migración irregular en Centro y Norteamérica “es un problema multilateral, no es exclusivamente bilateral”, y que por eso “es necesario que haya una mayor participación del sistema de Naciones Unidas”.

Sobre si pidieron a la ONU recursos para el Plan de Desarrollo, De la Fuente expuso que ese tema “se va a plantear cuando se eche a andar el fondo fiduciario en el Foro Político de Alto Nivel del mes de julio. Ahí es donde hay una bolsa, ahí es donde hay recursos y donde México va a hacer la propuesta porque esa la instancia que ha generado la Secretaría General para apoyar este tipo de problemas”, indicó.

En ese foro, que tendrá lugar la tercera semana de julio, México presentará “una propuesta específica para llevar a la práctica lo que hasta ahora se ha quedado en un planteamiento”, detalló.

Con relación a los reportes sobre violencia contra migrantes, Ebrard Casaubon afirmó que con la Guardia Nacional en la frontera sur “se está haciendo un esfuerzo regulatorio que no tiene por qué ser violatorio de los derechos humanos”, algo que “el gobierno no estaría dispuesto” a aceptar, sin llegar a comentar los hechos denunciados en Veracruz, donde presuntamente la policía habría matado a balazos a una inmigrante salvadoreña y herido a otros dos migrantes.

Ante las críticas sobre el atentado a la soberanía que supone el envío de la Guardia Nacional, el canciller negó que fuera de ese modo.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios