México, en desacuerdo con nueva política de asilo de EU: Ebrard

El canciller confirmó además que son mexicanos los 20 migrantes detenidos el viernes en San Diego

Mercelo Ebrard y Jesús Seade en Conferencia de Prensa. Diego Simón EL UNIVERSAL
Mercelo Ebrard y Jesús Seade en Conferencia de Prensa. Diego Simón EL UNIVERSAL
Nación 15/07/2019 13:28 Carina García Ciudad de México Actualizada 16:26

El canciller Marcelo Ebrard descartó que las nuevas reglas en materia de asilo emitidas por el gobierno de Estados Unidos impliquen que México se convertirá en tercer país seguro.

Explicó que en caso de que Estados Unidos niegue el asilo a una persona, está obligado a deportarlo hacia su nación de origen, no a otro país  y sostuvo, además, que esas nuevas reglas no afectarán a los mexicanos.

“Una vez que el individuo entra a territorio estadunidense y ahí se determina que no se le otorgará asilo, se tiene un proceso de deportación expedita desde territorio estadounidense por las autoridades estadunidenses para transferirlo a su país de origen”, explicó el consultor jurídico de la cancillería, Alejandro Celorio.

En cambio “en un acuerdo de tercer país seguro nos lo regresarían a nosotros para que solicite asilo en Mexico y ese no es el caso” pues todo entra en la esfera jurídica de Estados Unidos.

Ebrard dijo que en territorio mexicano la doctrina  en materia de asilo se mantendrá.
 

Esta norma emitida por Estados Unidos “es una limitación al derecho de asilo con la que Mexico no está de acuerdo, nosotros tenemos un principio legal totalmente opuesto” y es muy improbable que Mexico rechace a cualquier persona que solicite asilo por razones de persecución política, dijo Ebrard.

Confirmó además Marcelo Ebrard que son mexicanos los 20 migrantes detenidos el viernes en San Diego.

El contexto:

El Gobierno del presidente de EU, Donald Trump, reforzó este lunes su postura contra la inmigración procedente de Centroamérica al anunciar que impedirá el asilo a los inmigrantes que no lo soliciten antes en un "tercer país seguro", lo que se suma a la amenaza de redadas masivas para combatir la inmigración ilegal.

Esta maniobra, presentada este lunes por el Departamento de Justicia y el de Seguridad Nacional de EU, es un nuevo intento de la Administración estadounidense de reducir el flujo migratorio en la frontera con México, procedente principalmente de Centroamérica.

"Un extranjero que entre o intente entrar en EU a través de la frontera sur después de no haber solicitado protección en un tercer país fuera de sus países de ciudadanía, nacionalidad o de última residencia legal habitual que hubiese transitado en camino a EU no es apto para asilo", señaló la nueva orden publicada en el Registro Federal y que entrará en vigor este martes.

La legislación nacional permite a los solicitantes de asilo hacerlo al llegar a la frontera sin tener en cuenta su ruta, pero cuenta con una excepción para aquellos que lo hacen a través un tercer país considerado "seguro".

En la actualidad, sin embargo, el Gobierno solo cuenta con un acuerdo específico al respecto en el que reconoce como "tercer país seguro" a Canadá.

Mira aquí la transmisión de la conferencia:

Con información de EFE

 

Comentarios