Martha Delgado, ambientalista y feminista, trae vacunas y canta boleros

Hoy en día, la subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores enarbola la bandera de la mujer desde la diplomacia mexicana, en donde ha peleado por que México tenga una política exterior feminista

Martha Delgado
Martha Delgado Peralta es licenciada en Pedagogía y cuenta con una maestría en Sustentabilidad. Durante las negociaciones para conseguir vacunas contra Covid aprendió mandarín. Foto: Diego Simón/ EL UNIVERSAL.
Nación 01/03/2022 03:23 Ariadna García Actualizada 19:52
Guardando favorito...

Martha Delgado Peralta es ambientalista, feminista, vigilante del respeto a los derechos humanos, cantante, horticultora y casi casi hasta viróloga.

Esta mujer, que encabeza hoy en día la Subsecretaría para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), ha sido de las más vistas en los dos últimos años porque fue en quien el canciller Marcelo Ebrard delegó la tarea de buscar las vacunas que debían llegar a México, para hacer frente a la pandemia generada por el Covid-19.

Dicha tarea llevó a la funcionaria federal, incluso, a comenzar a estudiar el idioma mandarín, para tener un mejor y mayor diálogo directo con el gobierno de China.

Leer también: SRE concluye su labor en vacunas Covid; va Salud

Aunque ha generado polémica, es quien dentro de la Cancillería mexicana lleva uno de los papeles más importantes para el país: defender e incluso cambiar el sistema multilateral que existe actualmente en el planeta.

Ella dice: “Mi causa es el ambientalismo”, pero también hace referencia, en cada espacio que puede, a que la función pública es lo suyo.

A Martha Delgado es común encontrarla en fotografías no solamente con funcionarios públicos, pues lo mismo se le encuentra con Guadalupe Pineda, Tania Libertad, Eugenia León, Alejandro Fernández, Diego Verdaguer, que con el jeque Saud bin Saqr Al Qasimi, gobernante de Ras Al Khaimah y miembro del Consejo Supremo Federal de los Emiratos Árabes Unidos.

Su faceta ambientalista es la que la ha llevado a una amplia trayectoria en ese mundo. Fue su afán por el cuidado del medio ambiente lo que la llevó al servicio público.

Es licenciada en Pedagogía y cuenta con una maestría en Sustentabilidad. Si hay alguien que conoce todo lo que ha ocurrido en cada una de las 26 conferencias de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP) es Martha Delgado, que ha podido estar en estas reuniones en las que los líderes de todo el mundo buscan encontrar el mecanismo para detener el calentamiento global.

Ser ambientalista, según sus propias palabras, no significa preocuparse por la conservación ecológica, es vincular a la sociedad con el medio ambiente, a partir de lo cual se puede hacer frente, incluso, a fenómenos como la migración.

No se considera una política, más bien, una servidora pública que hoy desde la trinchera de Relaciones Exteriores puede buscar generar cambios lo mismo en el tema ambiental que proteger a la ciudadanía frente al Covid-19.

Su obsesión por la protección del medio ambiente la ha llevado, incluso, a tener su propio huerto en donde lo mismo cosecha jitomates que zanahorias o lechuga.

Si le ofrecen una botella de agua la rechaza, pues es enemiga de la utilización de ese recipiente de plástico.

Para Martha Delgado sería fabuloso que el mundo entero tuviese el mismo miedo que generó la aparición del Covid-19 que frente al calentamiento global, porque la destrucción del medio ambiente tiene en serio peligro al planeta y los efectos se ven cada año de distintas formas: se pierde vida humana y animal lo mismo que se genera desplazamiento, entre otros.

Uno de sus más grandes orgullos, y que cada aniversario lo presume, es que en la Ciudad de México, mientras era secretaria del Medio Ambiente (en la administración del entonces jefe de Gobierno del otrora Distrito Federal, Marcelo Ebrard), se instaló el programa Ecobici, cuyo éxito hasta el día de hoy está presente en la capital del país.

“Lo que hoy es parte del paisaje urbano de la ciudad entonces constituyó un enorme desafío de política pública. La infraestructura ciclista, la ciclovía en Reforma y el Paseo Dominical ‘Muévete en Bici’ perduran como un legado que sentó las bases de una nueva forma de movilidad”, escribió Delgado en su cuenta de Twitter a propósito de los 12 años de instaurada la Ecobici.

Y a propósito de que la Cancillería mexicana tiene a su cargo la promoción económica del país, esta mujer de casi 53 años ha promovido el transporte eléctrico, máxime si es ensamblado en México y por manos femeninas.

Vacunas

Delgado Peralta incursionó también en el plano legislativo. Entre 2003 y 2006 fue diputada en la entonces Asamblea Legislativa del Distrito Federal, posición a la cual accedió a través del desaparecido partido político México Posible, aquel que encabezara Patricia Mercado.

También presidió la organización Presencia Ciudadana Mexicana, A.C., una asociación de participación ciudadana y observación electoral a través de la cual participó en el despliegue de mil 500 observadores electorales y consiguió el conteo rápido independiente durante la elección presidencial del año 2000.

En ese trayecto social, político y ambiental, Martha Delgado se enfrentó a la pandemia del Covid-19 y prácticamente se especializó en el tema de vacunas.

Fue la funcionaria que se encargó de gestionar todos los contratos que México firmó para poder tener antígenos en contra de la enfermedad del coronavirus.

Pero también coordinó todo lo que tuvo que ver con las donaciones de equipo y material que México recibió durante la emergencia sanitaria entre marzo de 2020 y todo lo que fue 2021.

Esta sonorense avecindada en Morelos se impuso el reto de hablar mandarín para comunicarse con los funcionarios de China, uno de los principales socios de México frente al Covid-19.

En su oficina del llamado Edificio Tlatelolco (edificio central de la Secretaría de Relaciones Exteriores), Delgado Peralta se hizo de un espacio para tomar sus clases de mandarín en línea.

Pero no sólo fueron los chinos, ella tuvo que gestionar las vacunas Pfizer, AstraZeneca, CanSino, SputnikV y Sinovac, todo ese coctel de antígenos que hoy tienen inoculado un alto porcentaje de la población en México.

También fue la que puso la cara por México para participar en el mecanismo COVAX y CEPI, mediante los cuales se buscó también garantizar las vacunas.

La funcionaria no se cansa de señalar el enorme desafío que representó para ella y el equipo de la Secretaría de Relaciones Exteriores lograr garantizar las vacunas, sobre todo porque hubo que entender de inmediato el procedimiento a seguir y casi casi convertirse en viróloga.

Criticada por las ceremonias realizadas para la recepción de vacunas o por la celebración pública por llegar a 200 millones de antígenos, Delgado dice que al final del camino lo que importa es que un alto porcentaje de la población hoy tiene inmunidad.

Su trabajo en cuanto al tema de las vacunas concluyó a finales de 2021, cuando todos los contratos con farmacéuticas vencieron.

Sin embargo, su equipo de trabajo destaca que esto no quiere decir que se dará vuelta a la página, toda vez que hoy se tiene la certeza de que otra pandemia puede caer en cualquier momento y se tiene ya la preparación para hacerle frente.

Leer también: Xiye Bastida. “Que los gobiernos se tomen en serio nuestro futuro”: activista

Aficiones

Martha Delgado cumplió uno de sus mayores gustos: Luna de miel es el nombre de un disco que grabó. Una obra de 14 temas, básicamente boleros, de compositores como Agustín Lara, Álvaro Carrillo, Consuelo Velázquez y Miguel Matamoros, entre otros.

Cantar, si bien no es lo suyo, según ha revelado, es un hobbie que le dejaron sus padres.

En 2016 grabó el disco, el cual para 2019 logró concretarlo por completo: “Habemus portada”, presumió en todas sus redes sociales, a la par que difundió la fotografía de su álbum.

Se caracteriza por echarse palomazos lo mismo en un bar que frecuenta desde hace 20 años que en ceremonias oficiales.

También se declara una cocinera empedernida, y más desde que tiene un huerto orgánico de donde toma las verduras para llevar a cabo el arte culinario.

Es amante de Haruki Murakami y de películas como El baño; La vida de los otros y Desde el jardín, entre otras.

Feminista

El feminismo es algo con lo que Delgado se ha identificado después de ser ambientalista.

Hoy día enarbola esta bandera desde la diplomacia mexicana, en donde ha peleado por que México tenga una política exterior feminista.

Es la promotora de una iniciativa para reformar la Ley del Servicio Exterior Mexicano.

El eje central de la propuesta es que se reconozca en la ley del Servicio Civil de Carrera más antiguo de México la equidad de género.

Así que trabajó para que la propuesta de reforma, que ya está en el Congreso y se espera que salga en el actual periodo ordinario de sesiones, se identifique lo mismo a embajadores que embajadoras, cónsules y consulesas, pero, sobre todo, que la mujer tiene el mismo derecho que el hombre y es tan capaz como éste.

Dentro de los más grandes retos que esta funcionaria tiene por delante está el de que la política feminista de México sea reconocida en todo el mundo.

Se verá todavía mucho de Martha Delgado.

Está, hoy en día, dedicada a la promoción de México durante el próximo Mundial de Futbol, a realizarse en Qatar.

Comentarios