Al "Son de la Negra" levantan el ánimo en NY

Academia de mariachi da serenata en hospitales; rinde homenaje a mexicanos que perdieron la vida

Mariachis levantan el ánimo al Son de la Negra ante Covid-19 en Nueva York
Las serenatas se hacen con el consenso del personal médico y los mariachis llevan cubrebocas como su única protección. Fotos: ESPECIALES
Nación 03/05/2020 01:22 Ariadna García Actualizada 16:10

El caos y el miedo han estado presentes en Nueva York, hay muchas muertes por el contagio de Covid-19. Al menos, más de 450 mexicanos perdieron la batalla.

Y para aliviar el dolor, dar esperanza y despedir, la Academia de Mariachi Nuevo Amanecer se ha dedicado a dar serenatas, lo mismo afuera de los hospitales que en funerales de connacionales, cuyo deceso ocurrió tras haber sido contagiados.

Valentín Martínez es un poblano originario de Atlixco, Puebla; lleva 18 años de vivir en Nueva York y es el creador del Mariachi Nuevo Amanecer.

Desde hace poco más de una semana, los maestros de la academia se han dedicado a dar serenatas afuera de hospitales para dar ánimo al personal de salud y a pacientes.

También lee: “Lady Cartas”, la enfermera del IMSS que envía esperanza a pacientes con Covid-19

Ataviados con sus trajes de mariachi, el violín, la guitarra, el guitarrón y la trompeta, entre otros, han entonado Son de la negra y Cielito Lindo para levantar ánimos afuera de los hospitales Elmhurst, en Queens, Nueva York, y el Woodhull Hospital, en Brooklyn.

Pero también acompañaron a Ángel Rodríguez Ayala, un poblano que perdió la batalla contra el Covid-19.

Nueva York se ha convertido en el centro mundial de la pandemia del coronavirus. Supera ya las 20 mil defunciones y los hospitales aún siguen saturados por la cantidad de enfermos que llegan.

a7_hospi_113181153.jpg
Maestros de la Academia de Mariachis han dado serenatas afuera de hospitales para animar a médicos y pacientes.
 

La comunidad latina ha sido la más afectada por esta situación y dentro de ésta, los mexicanos.

Desde hace cinco años Valentín Martínez abrió la Academia del Mariachi Nuevo Amanecer, donde hoy ocho profesores, quienes no sólo dan clases virtuales, sino que se han sumado a las serenatas para tratar de dar aliento.

“Hemos dado ya más de dos serenatas, la última fue en un hospital de Brooklyn, el Woodhull, y ya hay varios hospitales que quieren que hagamos lo mismo y no sólo los hospitales, también los supermercados.

“Bueno, cualquier cosa, es para ir a aliviar un ratito porque si no, no sé qué vamos a hacer”, comentó Valentín.

La idea nació de un amigo que tuvo la enfermedad del coronavirus y se alivió.

También lee: Médicos y enfermeras, inspiración de artistas en Guerrero

“Lo de las serenatas, surge de un amigo que tuvo el virus y sanó, me dijo: ‘Oye, por qué no vas al hospital, porque yo quiero que tú vayas’ a dar serenata”, platicó, “además, en Nueva York se ha manejado que a las siete de la mañana y a las siete de la noche se aplaude afuera de los hospitales, se hace ruido con cualquier cosa, para agradecer”.

Las serenatas afuera de los hospitales se hacen con el consenso del personal médico y este mariachi empezó a llevar a su equipo, ataviado no sólo con el traje típico, también con un cubrebocas como su única protección y el gel antibacterial.

Iniciaron por el que congrega más casos, el Elmhurst Hospital, en Queens, en el que taxistas llevaron pacientes y los mismos choferes terminaron contagiados.

“La verdad ha sido algo hermosísimo, a la gente también le gustó mucho, sobretodo a la gente que está afuera de los hospitales, esperando”, dijo Valentín Martínez en entrevista.

También lee: Así enfrenta enfermero al gigante invisible: sin miedo

En su repertorio también han incluido el himno nacional de Estados Unidos, para levantar más el ánimo a la comunidad estadounidense, y también se ha hecho homenaje a la comunidad de América Latina, pero lo mexicano es principal.

Y de las serenatas en hospitales, pasaron al funeral.

“Aquí el dolor es tremendo, y también lo que quiero es que mis paisanos en México se tomen en serio todo esto, que es muy serio”, detalló.

El funeral fue en solitario. El mariachi no entró a la capilla en donde se veló por algunos minutos al también poblano Ángel Rodríguez Ayala.

“Hay mucho miedo y lo que queremos es levantar el ánimo, en tanto todo regresa a la normalidad”, agregó Valentín Martínez.

Temas Relacionados
mariachis Covid-19 Cielito Lindo

Comentarios