18 | ENE | 2020
Habríamos ganado, pero, ¿a qué costo?: Durazo
En el inicio del video se observa a Ovidio Guzmán saliendo por una puerta del inmueble donde fue detenido. Fotos: TOMADAS DE VIDEO

Liberar a Ovidio en Culiacán fue “razón de Estado”

31/10/2019
03:34
Alberto Morales y Alejandra Canchola
-A +A
Presentan informe de operativo; se privilegió vida de ciudadanos, dice; Sedena revela intento de soborno de 3 mdd para liberar a Ovidio Guzmán

El secretario de Seguridad, Alfonso Durazo Montaño, afirmó que la liberación de Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín El Chapo Guzmán, en el fallido operativo del pasado 17 de octubre en Culiacán, Sinaloa, se debió a una razón de Estado en la que se privilegió la vida de los ciudadanos en riesgo por la amenaza de grupos del Cártel de Sinaloa.

“En la decisión de retirarnos del inmueble ya controlado en el que se encontraba el presunto delincuente privó una razón que, de tan profunda, se convierte en razón de Estado: la salvaguarda de la vida e integridad física de aquellos que no figuraban entre los beligerantes”, dice.

En la conferencia del presidente Andrés Manuel López Obrador, en Palacio Nacional, Durazo Montaño y el gabinete de seguridad dieron un informe cronológico minuto a minuto sobre el fallido operativo.

 

El secretario de la Defensa Nacional (Sedena), Luis Cresencio Sandoval, reveló que durante el operativo los grupos criminales afines a Guzmán López intentaron sobornar con 3 millones de dólares a las fuerzas castrenses para liberar al hijo de El Chapo.

“[Hubo un] Intento de soborno al comandante de la fuerza de intervención de 3 millones de dólares. Al no aceptar fue amenazado de muerte, tanto él como su familia”, dijo el titular de la Sedena.

Sandoval González informó que los grupos criminales amenazaron, por medio de mensajes, con atacar directamente a la población civil en Chihuahua, Sonora y Durango.

Durazo Montaño expresó que “un tropiezo táctico no invalida la estrategia de seguridad” del gobierno federal en su totalidad.

Reconoció que la primera versión equivocada que se difundió sobre el operativo se hizo con la información que en ese momento recibió el gabinete de seguridad, “y con toda transparencia y honestidad fue corregida en la medida en que fuimos recibiendo información que representaba la realidad de los acontecimientos”, afirmó.

El funcionario expresó que ninguna organización delictiva, por más pertrechada que esté, es más poderosa que el Estado mexicano en términos bélicos.

“En Culiacán habría sido fácil recurrir a un combate de exterminio sin cuartel ni respeto a las garantías individuales. A final de cuentas habríamos ganado, pero, ¿a qué costo?”, cuestionó.

a10-ovidio_2_106362254.jpg
Más adelante, los efectivos sometieron al hijo de El Chapo y lo obligaron a ponerse de rodillas por unos momentos.
 

Informe inédito

En un hecho inédito, el secretario de la Defensa Nacional dio a conocer los detalles del fallido operativo con gráficas, fotografías y videos para detener a Ovidio Guzmán, quien es requerido por la justicia de Estados Unidos por tráfico de sustancias ilegales y desde el pasado 25 de septiembre tiene una orden de aprehensión provisional con fines de extradición.

“Este presunto delincuente es de los principales que mueven drogas a Estados Unidos en el ámbito de metanfetaminas y fentanilo. El fentanilo es la droga que actualmente está causando mayores daños a la sociedad en todo el mundo”, dijo.

Para detener al hijo de Joaquín El Chapo Guzmán, aseguró el general Sandoval, se consideró la ubicación y el aislamiento del delincuente en su domicilio, así como el establecimiento de dos círculos de seguridad con cerca de 120 elementos en el exterior, pero no todos los elementos pudieron llegar a su lugar por las agresiones de los delincuentes.

Expresó que a las 15:30 horas inició la operación de detención en Culiacán rodeando el inmueble, porque se tenía la confirmación de que el presunto delincuente estaba ahí en compañía de su familia.

a10-ovidio_3_106361110.jpg
Durante la captura, Ovidio llamó por teléfono para pedir que cesaran las agresiones contra los militares.
 

A las 15:50, hora del centro del país, comenzaron las agresiones de los delincuentes contras las fuerzas de seguridad y la ciudadanía.

Explicó que a las 16:45 horas el gabinete de seguridad informó al presidente López Obrador lo que estaba sucediendo en Culiacán, mientras que la liberación fue a las 19:49 horas, cuando se ordenó la cancelación de la operación.

El general Sandoval destacó el comportamiento de los criminales contra la población, a la que despojaron de vehículos, y que usaron “técnicas militares”, así como armamento automático y antiaéreo, como fusiles de asalto AK-47, R-15, lanzagranadas de 40 milímetros, ametralladoras y fusiles calibre 50.

Sandoval dijo que a las 15:45 horas se registraron agresiones a instalaciones militares en varios puntos de la ciudad; el más importante, en una unidad habitacional militar, donde los criminales abrieron fuego contra los edificios, en los que había civiles y niños, y lanzaron granadas e incluso retuvieron a un teniente que protegía a los menores.

Según Sandoval, Ovidio Guzmán nunca estuvo a disposición de alguna autoridad federal o ministerial hasta llegar al aeropuerto, donde finalmente se le dejó en libertad.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios