21 | JUL | 2019

Lealtad no arregla problemas, dicen expertos

23/05/2019
02:06
Perla Miranda
-A +A

[email protected]

Sin tener un perfil vinculado con la salud, Zoé Robledo Aburto fue designado por el presidente Andrés Manuel López Obrador como nuevo titular del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Ante esta decisión, especialistas consultados por EL UNIVERSAL consideraron que el exsubsecretario de Gobernación no cuenta con las credenciales para administrar una institución como el Seguro Social y que las problemáticas del sector Salud no se resolverán con lealtad.

“El proyecto de la Cuarta Transformación para atender los problemas de salud de los mexicanos tiene que ir más allá de poner al frente de estos organismos a personas cercanas a Andrés Manuel López Obrador, la problemática en el sector salud no se resolverá con lealtad al Presidente, sino con la implementación de políticas públicas efectivas”, aseguró Arturo Sánchez Gutiérrez.

El investigador del Tecnológico de Monterrey expresó que a pesar de que Robledo Aburto se encuentra en el círculo cercano del mandatario federal, si la Secretaría de Hacienda no libera recursos al instituto, el nuevo director enfrentará la misma problemática que su antecesor.

A juicio de Rodolfo de la Torre, director de Desarrollo Social del Centro de Estudios Espinosa Yglesias, Zoé Robledo no cuenta con la experiencia dentro del sector Salud para estar al frente de la institución sanitaria más grande del país y eso podría limitar sus funciones.

“Ha mostrado experiencia en temas sociales, pero no es lo mismo que tener los conocimientos sobre la materia sanitaria, hay que recordar que el IMSS atiende a más de 80 millones de mexicanos. También, por muy cercano que sea al Presidente, tendrá que sortear los obstáculos que puedan limitar la autonomía del instituto”, explicó.

Gustavo Leal Fernández, investigador en Políticas de Atención a la Salud de la UAM Xochimilco, coincidió en que López Obrador optó por colocar al frente del Seguro Social a personas no vinculadas con la salud, lo que consideró un error.

“Zoé llegará al instituto en un momento estratégico para la política que se construye en esta administración, pero la incógnita es si sus credenciales serán suficientes para incorporar al IMSS al nuevo sistema de salud que desea la 4T”, mencionó.

El investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Víctor Alarcón Olguín, resaltó que más allá del perfil del recién nombrado director general del IMSS, la preocupación de los mexicanos y del sector Salud radica en que el gobierno seguirá moviendo los recursos de un lado a otro sin tomar en cuenta las necesidades del instituto.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios